4 FICER

Crítica de "Rinoceronte", Arturo Castro Godoy y la violencia familiar a través de los ojos de un niño

La tercera película de Arturo Castro Godoy tras "El silencio" (2016) y "Aire" (2018), estrenada en Argentina durante la cuarta edición del FICER, se centra en la relación entre un asistente social y un niño víctima de violencia intrafamiliar que debe adaptarse a una nueva forma de vida cuando es llevado a un hogar de protección.

sábado 26 de noviembre de 2022

Damián (Vito Contini Brea) tiene 11 años y es separado de su familia violenta mediante la intervención del Estado y puesto bajo tutela en un hogar de menores. Leandro (Diego Cremonesi), que en su pasado fue víctima de maltratos, es el asistente social a cargo de su seguimiento. Es en ese encuentro donde cada uno deberá decidir si cerrar las heridas o dejarlas abiertas para siempre.

Rinoceronte (2022), ambientada en la ciudad de Santa Fe y premiada en el Festival Schlingel de Alemania, sigue la impronta de las películas anteriores del cineasta donde dos historias funcionan como espejo para enfrentar hechos similares a través de diferentes épocas y generaciones. Si en El silencio el conflicto estaba puesto en la paternidad vista a través de la perspectiva de un adolescente y un progenitor abandónico, ahora es en la violencia familiar y como es sobrellevada donde está puesto el foco.

Si bien la historia de por sí es un golpe bajo, Castro Godoy rehúye a caer en este durante todo el metraje a través de un dispositivo narrativo y de puesta en escena que evita mostrar todo lo que no es necesario. No hay un regodeo gratuito y morboso de la miserabilidad sino lo contrario. Todo es sutil y contenido. Tampoco apela al sensacionalismo, aunque por momentos algunas escenas se vean forzadas para no caer en este. La decisión de que el punto de vista sea el de Damián y no se rompa durante toda la trama es otro de los aciertos que le suma a una historia donde la inocencia y la perdida se encuentran en un limbo que puede caer bruscamente en cualquiera de los extremos.

Rinoceronte es una película noble y cargada de una gran sensibilidad sobre las heridas y sus cicatrices. Una historia dominada por una rabia contenida, y a la vez desbordante, producto de la vulnerabilidad y la violencia, pero también reparadora. Y por sobre todas las cosas con la esperanza de que no todo está perdido si alguien está dispuesto a ofrecer una nueva oportunidad.

7.0
Te puede interesar
Últimas noticias
MÁS VISTAS