Paramount+

Crítica de "Bosé", secretos y mentiras detrás del icónico artista español

La serie de seis episodios sigue todos los tópicos de las biopic sobre cantantes, combinando pasado y presente, luces y sombras, amores y desamores, con mucho énfasis en la sexualidad y, con el padre como el villano de turno.

miércoles 16 de noviembre de 2022

Miguel Bosé, hijo de la actriz Lucía Bosé y el torero Luis Miguel Dominguín, que comenzó su carrera como actor filmando incluso bajo las órdenes de Darío Argento, antes de convertirse en uno de los cantantes más populares de Latinoamérica, no solo logró llegar a los números uno del top ten en Iberoamérica, sino que atravesó generaciones gracias a su icónica y controvertida figura.

Protagonizada por José Pastor, que lo interpreta de joven, e Iván Sánchez, de adulto, Bosé (2022) bucea entre el pasado y el presente de un artista inmerso en las contradicciones. De su pasado actoral hasta convertirse en la misteriosa estrella que es hoy, la narración, que recorre tres décadas en la vida del hombre de 66 años, mantiene una estructura clásica, cercana al melodrama, conectada por hits como Linda, Salamandra o Te amaré, donde cada episodio se centra en una canción para contar su historia en ese momento. Mientras que en el presente se sitúa en 2009 durante la promoción de su álbum de duetos Papito, momento en el que intenta ser padre, su mayor anhelo.

Bosé no le esquiva ni a su complicada vida familiar, ni a los escándalos amorosos como tampoco a su ambigüedad. Sexo, relaciones prohibidas, excesos, drogas, complejidad familiar, ascenso y caídas, todo se desarrolla en cada uno de los episodios que de manera colateral muestran los vaivenes políticos y sociales de la España post franquista. Piezas de un rompecabezas que intenta develar el misterio que se esconde detrás de la leyenda, sin sorpresas, pero cumpliendo con lo que promete.

7.0
Te puede interesar
Últimas noticias
MÁS VISTAS