Salas

Crítica de “Un crimen argentino”, policial con Matías Mayer, Nicolás Francella y Dario Grandinetti

El director Lucas Combina y el productor Juan Pablo Buscarini llevan a la pantalla con producción de HBO Max, el libro de Sietecase.

jueves 25 de agosto de 2022

La película basada en el libro homónimo del periodista Reynaldo Sietecase, narra la desaparición en el año 1980 de Gabriel Samid, un empresario por el cual piden un costoso rescate. Los fiscales Antonio (Francella) y Carlos (Meyer), a cargo del juez Suárez (Luis Luque), investigan la causa obstaculizada por las fuerzas de seguridad. Una true story anclada en la etapa oscura de la historia argentina, con una reconstrucción de época precisa y bajo el punto de vista de los jóvenes fiscales.

La realización presenta una colorida reconstrucción de época con música de rock emblemática, vestuarios legendarios y una actitud rebelde de parte de los protagonistas que irá mermando con el correr de los minutos y las implicancias del caso. Nada es lo que parece en ese contexto social que oculta una violencia atroz debajo de la fachada. Así aparece el abogado Márquez que interpreta Grandinetti (de gran labor) testigo de la causa y con un ambiguo comportamiento. La presión judicial y militar entorpecen la investigación y generan una atmósfera claustrofóbica propia de un film noir.

Un crimen argentino (2022) representa torturas en primeros planos y de manera estereotipada al represor (Alberto Ajaka lidera a los policías engominado, con campera de cuero y prominente bigote). Un manto de violencia ya presente desde el clima de opresión y angustia latente de la película, que no necesitaba subrayados. Tampoco trata en profundidad las reflexiones sobre qué es un desaparecido que Sietecase exponía en su libro, ni la definición del crimen, asociado al comportamiento de una sociedad y sus integrantes. Ideas que están presentes en la película escrita por Jorge Bechara, Matías Bertilotti y Sebastián Pivotto, pero tratadas con cierta ligereza y sin socavar en ellas.

Porque el film convierte a la investigación del libro en un relato policial, con todos los rasgos del género a los cuales se apega en su forma y estilo. En ese punto es un producto correcto y efectivo que cumple con su objetivo de narrar el crimen y enmarcarlo en el oscuro contexto histórico de la última dictadura militar.

6.0
Te puede interesar
Últimas noticias
MÁS VISTAS