CCGSM

Crítica de "Años cortos, días eternos", la compleja tarea de la maternar según Silvina Estévez

Tras dirigir varios cortometrajes la realizadora Silvina Estévez debuta en el largo con “Años cortos, días eternos” (2021), documental que indaga en la complejidad de la maternidad, estrenado en la competencia del 3 FICER, Festival Internacional de Cine de Entre Ríos y del 7 FIDBA, Festival Internacional de Cine Documental de Buenos Aires.

miércoles 06 de julio de 2022

El film, de 60 minutos de duración, recorre a lo largo de tres años la vida de diversas madres recientes. Lo que comienza como un film observacional, que sigue durante el puerperio a un grupo de jóvenes madres debutantes, muta, ante la negativa de muchas de mostrar la parte obscura de la maternidad, hacia un documental de cabezas parlantes en donde las mujeres que conforman el grupo familiar y más cercano de la directora son interpeladas sobre las virtudes, conflictos, carencias y contradicciones de la maternidad.

Un abanico de planteos que atraviesan generaciones, épocas y puntos de vista. Pero siempre dentro de un mismo contexto socio-económico. Un círculo cerrado que en ningún momento quiere abrirse ni indagar más allá de la cercanía. Lo que podría ser colectivo se vuelve personal. Estévez tiene preguntas, dudas, miedos, y busca las respuestas a lo largo de su propia película.

Encuadrado dentro de lo que se denomina “documental del yo”, aquel en donde el eje del conflicto gira en torno a una inquietud manifiesta y explicita de la propia cineasta, Años cortos, días eternos, filmado en un blanco y negro neutro con una admirable exquisitez, mucha sensibilidad y un artesanal trabajo de montaje, plantea en su epílogo una tesis que Estévez busca reafirmar a lo largo de todo el trabajo de investigación. Y que claramente consigue porque más allá de todas las opiniones y vivencias lo que busca es validar su propia concepción de la maternidad, para afrontarla o pasar de ella.

7.0
Te puede interesar
Últimas noticias
MÁS VISTAS