Coproducción argentina galardonada en la Berlinale

Natalia López Gallardo: "Hay cosas que en el momento que ruedas te parecen que han quedado fantásticas y después no pertenecen a la película"

"Manto de gemas" (2022), la ópera prima de Natalia López Gallardo, la editora y mujer de Carlos Reygadas, coproducida con Argentina, es una aproximación original a las desapariciones y el dolor que generan en su país.

 Natalia López Gallardo: "Hay cosas que en el momento que ruedas te parecen que han quedado fantásticas y después no pertenecen a la película"
Noticine-EscribiendoCine
Noticine-EscribiendoCine
domingo 20 de febrero de 2022

¿De dónde surgió la inspiración para Manto de gemas? ¿De algo externo o de tu propia maduración interna?
La historia surgió de algo externo y de algo interno, de ambas cosas. Creo que es una necesidad interna y una idea interna que se fue cocinando. Mi inspiración es lo que veo y lo que está alrededor de mí. El espacio donde vivo es el campo mexicano y es de ahí de donde nació la película. También lo hizo a partir de algún momento en que hacía mi investigación. Pude estar cerca de dos mujeres que tenían hijos desaparecidos y me sentí impotente de sentir lo que ellas estaban sintiendo, esa pena que tenían. Eso me generó una especie de culpa, y el primer impulso nació de ahí.

¿Cuál fue la mayor dificultad que tuviste al hacer la película?
Considero que no hay nada fácil en la vida. Hasta hacer un buen café tiene una ciencia detrás, y más si es algo que quieres expresar de una manera honesta y con muchos detalles. Es un reto completo en el que tiene que haber una necesidad real y no solo las ganas de hacer una película.

¿Pensás que la necesidad de dirigir cine apareció más por tu larga carrera en la edición o por tu experiencia como actriz?
Aprendí de las dos cosas algo diferente. Sin duda mi trabajo de editora ha arraigado más en mí porque he editado durante 15 años y es de donde he aprendido y de donde he aprendido a amar el lenguaje cinematográfico. Mi experiencia como actriz me encantó, lo volvería a hacer sin duda y trajo otra enseñanza.

¿Qué rasgo del estilo de tu compañero en el cine y en la vida, Carlos Reygadas, tuviste claro que no querías repetir al debutar en la dirección?
No puedo nombrarte ningún elemento o una cosa en particular. Carlos es una inspiración para mí de muchas maneras, no solo como persona sino por el cine que hace. Con el que yo me identifico hondamente, es un cine que va más allá de hechos que construyen una historia, trata al cine como una experiencia, una experiencia que está sostenida con el lenguaje cinematográfico. Así que, por supuesto me identificó con él, y por tanto no sabría qué evitar.

¿Han tenido alguna vez una discusión por una película que vieron juntos?
Yo soy mucho más permisiva de alguna manera, me dejo llevar más, Carlos menos. Además tiene, de alguna manera, unos valores muy muy definidos. Yo apelo más a la apertura, y quizá él no.

Creo que buena parte del trabajo previo que ustedes realizaron e incluso de lo rodado, fue finalmente descartado en Manto de gemas ¿Por qué?
Uno trabaja, todo el tiempo, con la idea de hacerlo mejor para la película. En ese camino hay muchas cosas que se quedan atrás y no hay sentimientos de por medio. Hay cosas que en el momento que ruedas te parecen que han quedado fantásticas y después no pertenecen a la película. En esta película tuve que hacer una síntesis fuerte, porque eran muchos personajes y quería realmente describir una atmósfera muy particular.

Debutar como directora y hacerlo en un festival como Berlín no está al alcance de cualquier cineasta. ¿Cómo lo estás viviendo?
Me sentí profundamente agradecida. He visto películas desarrollarse a mi lado, grandes películas, películas que yo admiro y personas que yo admiro que no han podido difundirse o no han podido estrenarse. Así que sí, me sentí muy afortunada.

Reygadas ha estado más vinculado tradicionalmente a Cannes. ¿No pensaste en guardar su película para ese otro festival?
Yo tengo mucho respeto por el Festival de Berlín. Había sido siempre nuestra mejor opción o el mejor lugar posible. Es un lugar donde hay todavía un cuidado muy particular por el cine.

¿Te quedaron ganas de volver a dirigir cine?
Sí, tengo muchas ganas de volver a filmar, tengo ganas de hacer una película en un lugar muy húmedo. Tengo una idea en la cabeza, pero todavía es una idea. Espero hacerla un poco más rápido, pero siempre es difícil financiar las películas. Con esta, desde que empecé a escribir y montar la producción, he tardado un total de cinco años.

Te puede interesar
Últimas noticias
MÁS VISTAS