Cining - 6 Puntos

Crítica de “Finales, Principios”, Shailene Woodley se debate entre dos amores

Esta propuesta presenta una mujer interpretado por Shailene Woodley, que intenta cambiar su forma de relacionarse con sus objetos de deseo para así lograr un mayor control sobre sus decisiones.

lunes 02 de agosto de 2021

La emblemática frase “para cada persona hay un único gran amor” dispara la acción de este drama romántico, en donde se cuenta cómo una joven mujer, tras separarse de su última pareja y tomar la decisión de evitar volver a entrar en contacto con otros hombres, termina por verse en vuelta en dos idilios irrefrenables.

Drake Doremus (Pasión Inocente, Almas Gemelas) no juzga nunca al personaje, lo deja que errabundee por su mundo, sin siquiera activar a partir del dispositivo cinematográfico -edición, banda sonora, etc.- algún punto que suavice la cruda presentación que se hace de ella y sus circunstancias. Y mientras la protagonista intenta olvidar una reciente y dolorosa separación, el guion la vuelve a poner frente al deseo.

Finales, Principios (Endings, Beginnings, 2019) habla de seres solitarios que en la unión con otro cuerpo construyen una ficción para sus vidas, entendiendo que sí y solo sí están con ese otro, podrían tener alguna expectativa para encajar en la vida social, la que siempre exige cumplir con determinados parámetros de comportamiento para poder ser parte de ella.

Doremus utiliza el fuera de campo para que el resto de los personajes hablen de la protagonista, para que en el rumor de aquellas palabras que terminan en sus propios oídos, se active una alarma, no acerca de aquello que ya no hizo, sino sobre cómo podría de alguna manera, revertir algunas situaciones que puedan afectar a otros y así continuar con su destino.

Con este mecanismo de “rumor+acción” avanza el relato, poniéndole como conflicto el deber estar frente a dos hombres (Sebastian Stan, Jamie Dornan) pero sin exigirle nunca, que deba elegir a uno de ellos y nada más, al contrario, la deja que su pasión y deseo se libere, y llegado el caso, sea ella misma quien tome la decisión sobre qué cree que es mejor para su devenir.

Apartada de clichés y lugares comunes, con una estructura narrativa que por momentos utiliza el flashback para recuperar el pasado del personaje central en tanto motor de alguna acción presente, Finales, Principios acompaña a su protagonista para desarrollar dentro de una estructura de género un camino distinto, posible, y que deposita en Woodley la responsabilidad de sacar adelante todo, lográndolo y posibilitando un disfrute mayor cuando temas subyacentes como el aborto, el poliamor, y el deseo femenino, entre otros.

6.0
Temas de esta nota
Te puede interesar
Últimas noticias
MÁS VISTAS