19 FICDH - 7 Puntos

Crítica de "El ritual del alcaucil", un documental sobre el olvido colectivo de Ximena González

Entre el Cementerio Municipal de Avellaneda y el Cementerio Israelita se construyó Villa Corina, un barrio que se mueve entre tumbas y fosas sin nombres, las de aquellos que ya no están, que fueron quienes alguna vez lo habitaron, pero de los que nadie habla. Cuerpos envueltos en un aterrador olvido.

lunes 31 de mayo de 2021

Ximena González, que creció y vivió durante tres décadas en La Corina, se enfrenta en su documental El ritual del alcaucil (2020) con los silencios, el olvido y el rol de la sociedad civil durante la última dictadura militar que gobernó la Argentina entre 1976 y 1983. Una suerte de pacto colectivo entre sus habitantes para no hablar de lo que allí sucedió, de los desaparecidos que fueron secuestrados a plena luz del día, de las tumbas NN y del horror.

Una cámara fija espía, como si tratase de ver y escuchar detrás de puertas, ventanas y pequeños huecos, a los habitantes del lugar mientras relatan historias fragmentadas, con vacíos y espacios que se completan con los silencios de aquello sobre lo que no se habla, pero que es vox populi. La puesta en escena, que le rehúye a la entrevista y al relato frente a cámara, es de una elegancia perturbadora. Rostros y objetos se funden con el espacio vacío que dejan las palabras.

El ritual del alcaucil trabaja sobre aquellos mecanismos que operan sobre la memoria colectiva, poniendo en tensión lo dicho con lo que se calla, para interpelar así a cada espectador sobre su rol en dicha construcción.

7.0
Te puede interesar
Últimas noticias
MÁS VISTAS