"Paso San Ignacio" llega a CINEAR TV

Pablo Reyero explora las raíces mapuches

“Traté de encontrar las huellas de la tradición en sus formas de vivir el mundo. Fui encontrando en su vida cotidiana esa cultura milenaria, muy rica, muchas cosas”, dice a EscribiendoCine.

Pablo Reyero explora las raíces mapuches
sábado 24 de abril de 2021

Responsable de la renovación del cine de lo real, el realizador Pablo Reyero presenta Paso San Ignacio (2019) en CINEAR TV este domingo a las 18 horas, película que recupera sus raíces mapuches en una comunidad que vive alejada de todo.

¿Por qué el largo paréntesis entre tu última película y esta?
Porque cada vez es más difícil filmar, además estuve trabajando para la TV Pública para el área de cine, durante 12 años, programábamos cine nacional e internacional de ficción y documental, y haciendo algunas series, dirigiendo y coordinando otros trabajos.

¿Cómo viste la producción del cine de lo real durante el paréntesis?
Lo veo bien, vital, vivo, teníamos un programa de estrenos de largometrajes documentales en TV Pública, Ficciones de lo real, donde vimos documentales de creación, argentinos y de otros países, creo que el documental está muy vivo, y hoy, con la pandemia, lleva a que también haya un mayor deseo de ver cosas y lugares lejanas, accesibles por este tipo de cine. Creo que hay cada vez mayor demanda y cierto deseo de autenticidad. Lo veo muy bien, pero en un contexto difícil mundial en general y al cine de autor en particular, pero eso nos corre a la inmensa mayoría de los directores y autores, el desafío de seguir haciéndolo como se pueda.

¿Cómo surge la idea de rodar esta propuesta?
Tiene que ver con el lado familiar, el lado paterno, de raíces pampeanas, en donde las salinas fue el lugar donde se asentó mi familia, a partir de 1880, y las historias de salineros fue algo que se entretejió con historias familiares y siempre me llegó y me quedó la incógnita de cómo estarían estas personas hoy, lugar de donde fueron encajonados pre Cordillera adentro. Ese interrogante lo tuve conmigo durante mi adolescencia y adultez hasta que pude investigar y armar el tronco fundamental, rodando de manera muy complicada, sin agua, sin luz, alojados en sus casas precarias o durmiendo en casas, pero por suerte se pudo hacer la película.

¿Cómo llegaste a los protagonistas?
Quien me acerca a los primeros protagonistas es María Angélica Warnes, su madre es también descendiente de la comunidad Namuncurá, como yo, y luego se mudaron hacia Rio Negro. Ella me contacta con Luis Namuncurá, uno de los descendientes directos de Cafulcurá y Namuncurá.

¿Qué descubriste en el lugar que tal vez no había salido en la investigación previa?
Muchas cosas a lo largo de todo el proceso. La investigación fue trabajosa y a lo largo del tiempo, tres años, y recién pude filmar. Traté de encontrar las huellas de la tradición en sus formas de vivir el mundo. Fui encontrando en su vida cotidiana esa cultura milenaria, muy rica, muchas cosas.

¿Cuántas semanas de rodaje tuviste?
Fue también durante la investigación así que es difícil decir un determinado tiempo. Entre una casa y otra hay kilómetros de distancia, complicando los desplazamientos, nos instalábamos en las casas de los protagonistas, durante una semana, íbamos a otra casa, y nos quedábamos, por eso es difícil determinar, tal vez tres semanas netas de rodaje.

¿Cómo creés que ayuda el estreno online a la difusión de la película?

La película ya estuvo en los cines y ahora llega a CINEAR TV. Ojalá se vea porque fue hecha para ser vista, la mayor circulación que pueda tener, y la televisión en ese sentido sigue siendo un muy importante medio de difusión para llegar a los otros, más allá de la crisis, rating, baja publicidad y cierto que internet le compite, sigue siendo un medio muy masivo de difusión, está buenísimo que se vea por televisión porque también es el modo más fácil que llegue a los demás.

¿Estás con algún nuevo proyecto?
Estoy escribiendo una ficción y también con un proyecto documental, pero en un contexto de pandemia es muy difícil imaginar filmar, y también conseguir recursos. La prioridad ahora no es el cine, acá y en el mundo, así que es un momento muy complicado, globalmente. Es un tiempo de escribir y de pensar cosas, pero de hacer por ahora no.

Te puede interesar
Últimas noticias