Film sobre la solidaridad y los adultos mayores

Mayra Bottero debuta en la ficción con "Una casa lejos"

“En algún punto a los personajes principales yo los conocí, y hablo en la película de las instituciones que quería, desarrollando una idea que no sean ni totalmente malas ni totalmente buenas”, dice a EscribiendoCine.

Mayra Bottero debuta en la ficción con "Una casa lejos"
Mayra Bottero
Mayra Bottero
miércoles 07 de abril de 2021

La productora y directora presenta en salas su primera ficción, un relato sobre vínculos en tiempos líquidos y la permanencia de valores en aquellos que sienten que una nueva oportunidad se les presenta en la vida. La protagonizan Stella Gallazzi, Carlos Rivkin, Valeria Correa y Alicia Muxo.

¿Cómo te sentís con mostrar finalmente la película?
Estoy muy ansiosa, porque además hay mucha amenaza de cierre, estaba en una nube flotando de felicidad y ahora con mucho miedo, pero escuché por ahí con que habrá cierta cautela con las actividades que recién comienzan, y el cine es una de ellas.

¿Fue complicado pasar del documental a la ficción?
Es un abismo, pasaron bastantes años, en el medio seguí produciendo documentales, y es algo impresionante la diferencia, siempre la subestimé y me enojaba con los realizadores de ficción que subestimaban al documental, pero en el baile me di cuenta la empresa gigante que se arma. Igualmente en el círculo más reducido, trabajé con los mismos que hago las otras películas, entonces recuerdo mucho una reunión con Martín Benchimol y Pablo Aparo, con quienes habíamos recién estrenado El Espanto y los vi hacer cosas increíbles con pocos recursos, y unos días antes de rodar, con el dólar ya disparado, habíamos tenido un problema serio con la actriz que iba a hacer de Sabrina, metían presos a los rental, era todo una crisis terrible, y con ellos hicimos un pacto para seguir adelante, y de esa reunión salieron propuestas para encarar el rodaje con menos recursos aún. Es una película de la generación de películas de ocho semanas de rodaje, con mucho manoseo de guion para llevarla adelante, y donde hubo realizadores que decidieron no seguir adelante, pero para nosotros era importante hacerla.

Tan importante era que quedó como testimonio del último trabajo de Carlos Rivkin…
Cuando me enteré me dio mucha bronca, porque estuvimos muy cerca de poder mostrársela, y para mí, más allá de las críticas que puedan hacerle a la película, que voy a estar de acuerdo, su trabajo es increíble, estaba muy predispuesto, proponía muchas cosas, entendió el trabajo rápidamente, en rodaje se tiraba al piso, hacía esfuerzo para mostrarnos que no estaba cansado, es lamentable no tenerlo en el estreno. Su muerte fue muy dolorosa, porque más allá que era mayor, y la noticia no sorprenda por eso, entiendo que debe haber padecido mucho este tiempo de pandemia, porque si bien tenía 80 años trabajaba de actor, vivía de eso, en rodajes, en series, siempre estaba ocupado, y me imagino que el parate que vivimos le debe haber traído complicaciones, porque era un actor de poner el cuerpo y de vivir de su cuerpo, eso me llena de bronca por la injusticia de la pandemia para la cultura.

¿Cómo hiciste para correr a los actores de sus zonas de confort?
Trabajamos con Julia Gesteira, hizo un trabajo preciso y minucioso y queríamos no buscar actores o actrices con “fama” o popularidad, que cargan en los hombros con personajes anteriores y llenan de pre conceptos las películas, quería que los personajes dieran una sensación de cotidianeidad, que puedas sentir que eras vos, y sí quise actores profesionales, primero porque creo en las profesiones y además porque necesitaba mucha ayuda. Ellos trabajaron mucho, no me puedo ni arrogar haberlos dirigido, hicieron todo solos.

Pero seguramente tu trabajo está porque se los ve en otros roles…
Creo que tuvieron la oportunidad de hacer algo distinto y se aprovecharon de esa oportunidad, protagonizando, porque se lo merecen por el talento que tienen y además pudieron entender mucho el guion, la historia, ese fue mi canal de comunicación con ellos, no había grandes dudas sobre lo que pasaba en las escenas, proponían, pero el guion era un muy buen puente. Esa fue mi manera de comunicar y les llegó. Hicimos un mapa entre los tres protagonistas y cuando apareció Stella, condicionó al resto de personajes, tuvo la amabilidad de hacer casting, con algunas escenas aprendidas, y no hubo dudas, dijo la letra del guion y se lo ganó automáticamente.

Lo interesante de la película es cómo mira, en tiempos de pandemia, con lazos resentidos, lo importante de los maestros en la vida de las personas, además habla de vínculos, de la solidaridad sin otras pretensiones, ¿cómo fuiste mezclando todo en Una Casa Lejos?
En algún punto a los personajes principales yo los conocí, y hablo en ella de las instituciones que quería, desarrollando una idea que no sean ni totalmente malas ni totalmente buenas. Para Sabrina (Correa) me inspiré en una chica que conocí, que se llama Brenda, su manera de entender el mundo, Graciela (Gallazzi) está inspirada en mi profesora de literatura y Rodo (Rivkin) está inspirado en un abuelo de una amiga que hizo esa aventura antes que lo tomara una senilidad importante. A los personajes los tenía desarrollados para películas distintas y los reuní, me llevó tiempo, para contar esta historia. Hay algo de humanizar el espacio educativo, porque en realidad es traumático ir al colegio, pero te apoyas en esos referentes, que te muestran el camino y que en el fondo te vuelven buenas personas.

En un punto Graciela y su padre funcionan como espejo…
Sí, y eso se habló mucho en el rodaje para que se entienda, para que no se leyeran cosas diferentes y había que ser muy minucioso con los movimientos de los actores y los personajes.

¿Estás con algún nuevo proyecto?
Estoy produciendo la nueva película de Martín Benchimol, esperamos poder rodar en mayo, y además otro corto con él. Estoy abocada en la producción, pero también estoy escribiendo una historia nueva, que empecé a finales de 2019, avancé, y en 2020 de repente dejó de tener sentido todo, sin saber si volvía el cine, la producción, o que todo se abocara a las series y a las necesidades de las plataformas, entonces vengo super lento, así que espero que el estreno me dé el impulso. Igual cada película es cada vez más difícil, de afuera se ve que hay muchas películas argentinas, pero en realidad hay mucha gente delirante a la que le gusta sufrir bastante.

Temas de esta nota
Te puede interesar
Últimas noticias