Festivales

Crítica de "Los fantasmas" y las máscaras de sal de Sebastián Lojo

Película coproducida con Argentina, estrenada mundialmente en el Festival de Rotterdam y seleccionada para la Semana de la Crítica de la Berlinale, cuyo eje, entrelazado entre la ficción y la realidad, gira en torno a dos personajes Koki y Carlos, que mantienen una doble vida inmersos en una Guatemala asfixiante.

Crítica de "Los fantasmas" y las máscaras de sal de Sebastián Lojo
jueves 01 de abril de 2021

Carlos es conserje de un hotel y compite en lucha libre. Koki, trabaja de guía turístico, tiene un hijo pequeño, una novia y vive con su madre, aunque de noche trabaja como taxi boy robándoles a los clientes que lleva al hotel de Carlos, su cómplice. Un día Koki es golpeado por uno de esos clientes que robó, lo que lleva a Carlos a suplantarloy a Koki a replantearse los vínculos que cosechó en su vida.

Sebastián Lojo construye un relato contemplativo –los primeros 15 minutos de metraje son sin diálogos- donde los destinos de los protagonistas están entrelazados por las contradicciones y la violencia manifiesta en la sociedad contemporánea, en este caso la guatemalteca, y lo hace a través de una puesta en escena claustrofóbica, contraria a lo que uno puede esperar en este tipo de relatos, con personajes alienados que se encuentran en un estado de desconexión total con el otro, mientras paradójicamente buscan lo opuesto.

Los personajes de Los fantasmas (2020) son reales, actores que se interpretan a sí mismos en su propio hábitat, sumergidos en los espacios físicos con los que se identifican y recorren a diario. Lojo narra una historia de ficción con dos personas que convierte en personajes y los ubica en sus propias realidades, en un mundo de masculinidades donde el silencio, el homoerotismo y la traición rigen sus vidas.

Al ritmo propio de la ciudad y de espacios específicos ubicados en las zonas 1, 2 y 6 de Guatemala, el novel cineasta retrata con maestría la asfixia endogámica de una sociedad que busca un poco de aire puro pero que paradójicamente se encierra dentro de una capsula que no le permite respirar. Los fantasmas existen y en Los fantasmas se muestran materializados deambulando sin sentido por una ciudad que se resiste a expulsarlos porque son parte de ella.

8.0
Temas de esta nota
Te puede interesar
Últimas noticias