Estreno en salas de “La noche más larga”

Daniel Aráoz encarna una bestia suelta en la sociedad

“Me conmocionaba caminar esas calles de Córdoba, donde nací y viví hasta alrededor de mis veinte años, y pensar que los hechos ocurrieron allí”, señala el actor.

Daniel Aráoz encarna una bestia suelta en la sociedad
Daniel Aráoz
Daniel Aráoz
jueves 25 de marzo de 2021

Una noche como cualquier otra, entre los años 1985 y 2004, un hombre siniestro camina por las calles de la ciudad de Córdoba, llevando consigo un arma y una gorra que oculta su oscura mirada. Se trata de un violador serial que ataca a diversas mujeres  en la vía pública y las somete a un pervertido modus operandi. Dicho sujeto tenebroso es interpretado por el actor Daniel Aráoz en el filme que fusiona el drama, el horror y el thriller bajo el título de La noche más larga (2020), con la dirección de Moroco Colman. A través de las acciones y los pensamientos de su personaje, Aráoz logra generar incomodidad en la pantalla e interpelar al público. En diálogo con EscribiendoCine, el actor se refirió a su conocimiento de los hechos verídicos, la preparación de su personaje y el premio recibido en Alemania.  

UNA HISTORIA VIOLENTA

La noche más larga es un filme basado en hechos reales. Allí, se narra la historia de Marcelo Sajen, el violador serial que, a lo largo de 19 años, atacó a más de 93 mujeres en la ciudad de Córdoba, aunque se cree que la lista es de más del doble. Las víctimas solían ser estudiantes jóvenes, que eran raptadas en la vía pública y trasladadas a más de 12 cuadras entre la gente, mientras eran obligadas a abrazarlo, como si fueran sus novias. Paralelamente, el depravado sujeto aparentaba ser un padre y esposo ejemplar.

“¡Vos tenés que ser el protagonista de esta película!”. Esa fue una de las frases con las que el director Moroco Colman le propuso a Daniel Aráoz formar parte de su filme. El actor, que ya conocía al cineasta, fue advertido de que no se trataría de un largometraje 'con grises', sino que los hechos se abordarían desde la ficción con crudeza. Asimismo, se visibilizaría el tema y la problemática con compromiso, respetando a todas las mujeres que fueron víctimas del mayor violador serial de Argentina.

“Somos una familia de artistas, entonces, cuando llegan los proyectos a nuestra casa, lo primero que tenemos en cuenta es lo colectivo, nos es muy importante charlar todas las cosas. Mi compañera y amor de mi vida Renata me dijo que era necesario que hiciera la película porque llevaba luz a la oscuridad, ayudaba a sanarnos como sociedad y abordaba un tema por el cual hay que luchar. Después, mi hija Lola, también me dijo que era necesario que la hiciera. Ellas fueron mi motor emocional”, señaló Aráoz. Asimismo, destacó: “En el equipo de la película había un 50% de compañeras mujeres, y para mí era muy importante que estuviera presente la visión de ellas”.  

Respecto a su conocimiento previo sobre los acontecimientos, Daniel recordó: “Fue algo que mantuvo en vilo a Córdoba y, más allá de que yo en ese momento ya vivía en Buenos Aires, todo esto me llegó. Cuando realmente todo Córdoba tomó conciencia de lo que estaba pasando a través de todas las mujeres que visibilizaron el caso, fue un golpe tremendo. La otra vez yo preguntaba '¿dónde estaban los medios nacionales?'. Entiendo que, de alguna manera, el patriarcado tuvo cierta negación hacia lo que estaba ocurriendo, porque fue mucho tiempo el que pasó, y fueron años hasta que se logró dar con el paradero de Marcelo Sajen”.

LOS PASOS DE LA BESTIA

Si bien Aráoz tenía edad y un physique du rôle diferente a Sajen, desde la primera reunión hizo una propuesta física radical que resultó un acierto, sumado a su dedicación y trabajo para la interpretación. Una de las particularidades es que, al ser cordobés, al igual que el personaje a encarnar, no debió forzar el acento, y esto le permitió aportar mayor naturalidad al papel.  

En cuanto a la preparación, señaló:Lo trabajamos fundamentalmente con Moroco. Él tomó la investigación periodística del libro La Marca de la Bestia, de Dante Leguizamón y Claudio Glesser, y además habló con las víctimas. Después, algo que me asombró, en la medida en que fuimos trabajando la película, era la historia detrás de Sajen y el hecho de que estuviera suelto con un arma de tal calibre. Su accionar se descubrió cuando las victimas comenzaron a contar todo lo que estaba ocurriendo, ellas enfrentaron a la sociedad saliendo a la calle, donde iban con silbatos por el pánico que se había generado”.

El rodaje de la película se llevó a cabo en los escenarios reales donde sucedieron los hechos. Casi todo el largometraje se filmó en exteriores y en jornadas nocturnas, donde también se tuvo en cuenta la intervención de diversos elementos de la vía pública de la ciudad, como las construcciones, los autos y los carteles, ya que el filme se realizó en 2018 pero la historia transcurre entre los años 1985 y 2004.

Sobre el abordaje de un personaje tan siniestro, en escenas muy movilizantes, el actor describió: “Mi técnica de trabajo tiene que ver con la energía, así que una vez que teníamos todo resuelto con el director, ahí comenzaba a funcionar el oficio del actor que yo tanto respeto le tengo y que me ha llevado hasta allí. Una vez que dicen '¡Corte!', se termina, eso es algo que trabajé durante muchos años a través del psicoanálisis y mi interior. Lo que me conmocionaba era caminar esas calles de Córdoba, donde nací y viví hasta alrededor de mis veinte años, y pensar que los hechos ocurrieron allí. Cuando terminábamos de filmar, nos quedábamos en silencio, no había forma de expresar lo que nos estaba pasando en el equipo”.

Por otro lado, el protagonista de La noche más larga destacó: “Hoy, siento que estamos trabajando por la lucha de la mujer y esta película fue hecha con ese motor de la emoción, del alma, del corazón y la razón, y poniendo el cuerpo. Me siento aliviado, trabajando por una causa necesaria y que espero ayude a todas las mujeres que están pasando por estas circunstancias tan dolorosas en una sociedad donde ya no tendría que existir el dominio. Considero que La noche más larga es un filme muy movilizante, no creo que el público salga del cine igual que como entró, y eso no es fácil de lograr”.

RECONOCIMIENTO INTERNACIONAL

El estreno mundial de La noche más larga fue en el marco de la Competencia Internacional del Festival Internacional de Oldenburg 2020, realizado en septiembre, en Alemania. El destacado certamen cinematográfico se llevó a cabo con público presencial en las salas, siguiendo el protocolo sanitario correspondiente. “Para que pudiéramos viajar, todos los trámites los hizo la Embajada Alemana en Argentina, porque el país estaba en rojo y no podíamos salir, así que llegar ahí fue de una emoción muy grande, sentimos que el cine estaba vivo”, expresó Daniel.

Dentro del Festival, el actor y el director se encontraron con otra persona argentina que vivía en Alemania y que, tras ver la película, se acercó para contarles algo que ellos desconocían. “Una amiga de esa persona había sido violada por Marcelo Sajen, y no había hecho la denuncia. Se piensa que fueron cerca de 200 las víctimas, o sea que muchas no hicieron la denuncia, porque la película también muestra cómo tratan a una mujer cuando va a hacer una denuncia de esas características, hay una revictimización. Entonces, me parece que el largometraje viene a plantear todo esto y a trabajar por los derechos de las mujeres. Estos hechos siguen pasando y (el filme) tiene que servir para poner la discusión en la mesa”.

Por su interpretación en el largometraje, Aráoz fue reconocido con el Premio Seymour Cassel a Mejor Actor. Sobre sus sensaciones en torno a dicho galardón, Daniel manifestó: “La verdad que fue increíble, porque yo en mi trabajo nunca compito. Para mí, competir es un síntoma enfermo del capitalismo, entonces, nunca voy a competir con nada, siempre trato de dejar lo mejor en mi trabajo y, cuando otro te reconoce eso, es de una emoción inmensa. Además, me emocionó mucho saber que el premio también tenía que ver con el cine independiente”.  

Temas de esta nota
Te puede interesar
Últimas noticias