Flow, Atreseries y Atresplayer Premium

Se estrenó el "El nudo" y su equipo revela nuevos detalles

Natalia Verbeke y Cristina Plazas son las protagonistas de "El Nudo", serie de Atresmedia y Diagonal TV que comenzó a emitirse en Flow, Atreseries y Atresplayer Premium, dirigida por el experimentado Jordi Frades y que toma "Amar después de Amar", telenovela argentina como punto de partida.

Se estrenó el "El nudo" y su equipo revela nuevos detalles
Los protagonistas de "El nudo", la primera serie de Atresplayer Premium
Los protagonistas de "El nudo", la primera serie de Atresplayer Premium
viernes 19 de marzo de 2021

¿Vieron la serie original u otra de las adaptaciones?
Jordi Frades: Recibí el encargo para hacerla de Sonia Martínez de Atresmedia, y ahí miré la serie. Llamamos a Nuria Bueno, la guionista, con algunas ideas, quería potenciar las dos tramas temporales, y en nuestro caso agregar los testimoniales de los personajes que participan toda la trama hablando a alguien que supuestamente está escribiendo la novela sobre lo que sucedió. Estamos curiosos de cómo recibirá la gente la serie, que es una manera distinta de contar el mismo cuento, pero al final es la misma historia. Quería que el espectador se envolviera en la trama hasta llegar al nudo. Nos interesaba mantener la esencia, pero haciendo otra cosa, y aunque sepa el final, ver cómo se puede contar de otra manera la misma historia, el mismo cuento.

Han encarnado a mujeres fuertes, decididas, ¿cómo ven esto, que por suerte las mujeres tienen más protagonismo?
Cristina Plazas: A veces pienso que he tenido mucha suerte porque he evolucionado como actriz a la par que la sociedad ha ido evolucionando como sociedad. Cuando hice Los hombres de Paco, ya había sido madre y tenía treinta y tantos, encarné a Marina, y lo viví como un regalo, pensando que se me iba a acabar, pero luego fui la directora de la cárcel de Vis a Vis, fui una madre de 45 años muy protagonista en Estoy vivo, y ahora con 50 recién cumplidos hice El nudo. Antes no se contaban historias de mujeres con este poderío y esta sensualidad si tenías más de treinta. Pensé que Rebeca iba a ser un personaje aburrido, haciendo de la rica, la que lo tiene todo, familia perfecta, casa perfecta, un trabajo maravilloso, poder, autoridad, y luego se cambia todo, otra manera de vivir la vida, de enfrentarse a las cosas y eso fue tremendo.

Natalia Verbeke: Me fascinó de mi personaje el reto que me suponía como actriz pasar rápidamente a diferentes estados emocionales, de la alegría a la tristeza en minutos nada más. Siento que siempre algo de uno queda en los personajes, no sé cuánto de mí hay en ella, pero tenía la sensación que Cristina era una mujer atrapada en una vida que no era para ella y decide apostar a perder todo lo que tiene para desarrollarse como profesional y mujer, y dentro de la fragilidad que tiene es una mujer super valiente, y eso sorprende bastante, animándose a romper todo. Siempre que interpreto intento trabajar con personajes que me desafían, pero no pienso en ser activista en el trabajo, claro que si fuera algo en contra de mis principios no lo haría. No siempre se tiene la posibilidad de elegir y no siempre son personajes femeninos tan fuertes, pero cuando te llega es una suerte enorme, pero también hay otra realidad y está bueno interpretarla.

Es interesante que ahora se comiencen a “adaptar” historias latinas o ibéricas, dejando de mirar hacia productos anglosajones…
Jordi Frades: Es muy curioso y creo que es muy necesario, siempre he dicho que es muy triste que países que tenemos el mismo idioma hayamos tardado tantos años en intentar unir nuestros esfuerzos y en sacar partido de las historias con puntos de vista diferentes. Es verdad que las plataformas han permitido esa unión, porque hubo intentos, pero fue complejo, el hecho es que estamos lejos, pero estamos cerca. De hecho, la música de mis series las hace Federico Jusid, por ejemplo. Hubo un tiempo que las cadenas en España se preocuparon para el auto consumo, y ahora se da que las plataformas aglutinan el talento de todo el mundo y facilitan el hecho que muchas series tengas segundas temporadas por el éxito online.

¿Cómo viven el boom de las series españolas?
Natalia Verbeke: Es una oportunidad muy grande para otros, porque el trabajo que has hecho, donde depositaste tanto, se ve no sólo en tu país, sino en otros países, y lo mismo como espectador, veo películas y series que sin las plataformas no podría verlas. Es maravilloso, porque además genera mucho trabajo para el mundo audiovisual.

Cristina Plazas: Con sorpresa, nos ha   pillado desprevenidos, y si bien Vis a Vis tuvo trascendencia internacional, fue una de las primeras, con sorpresa y agradecimiento. Antes cada uno veía las cadenas de su país o su lugar, pero ahora las redes sociales han potenciado todo. Tengo feedback a través de ellas de varios países.

Jordi Frades: El consumo de series es tan grande que hoy ves algo y mañana te has olvidado, nos pasa con Patria, con 30 monedas, Antidisturbios, que un día son “la mejor serie del año”, pero este enunciado dura hasta que sale otra serie. Y en el fondo es un poco frustrante. Cuando hice Isabel, durante tres años tuve feedback sobre ella. Constante. Hoy disfruto el día de rodar una serie, pero luego cruzas la serie para que funcione, hay una sensación opresiva de que no sabes qué va a pasar. Antes, cuando había pocas cadenas, las series paraban el mundo. Hoy hablamos, como dice Martin Scorsese, de contenidos, y eso es un poco deprimente. Hay una época de bonanza económica, necesitamos trabajo y está buenísimo que surja, pero hoy en día la repercusión que recibes sobre un programa es menor. Igual creo que esto se regularizará, porque todas las semanas hay una plataforma nueva, estoy abonado a cinco, pero veo dos, y creo que la gente no se podrá permitir pagar tantas opciones.

¿Es difícil interpretar un personaje sin toda la información de la historia como en este caso?
Cristina Plazas: En El Nudo, me pasó algo que, viene pasando hace tiempo, que   es grabar con poca información, no me pasó eso de tener todos los libros, acá sólo teníamos dos capítulos, tenía muy poca información y debía fiarme mucho de los   directores, porque no tenía mucha información sobre el personaje. Iba descubriendo, casi, con el espectador al mismo tiempo. Creo que los actores cuando tenemos toda la información la defendemos mucho, pero sino la tienes toda dependes siempre del director.

Natalia Verbeke: Cuando recibí los guiones me sorprendió lo mucho que enganchaba la serie, era realmente adictivo leer los guiones, y eso sumó a la hora de decidir participar del proyecto.

Temas de esta nota
Te puede interesar
Últimas noticias