El actor interpreta a un cantante en decadencia

Osvaldo Laport con un personaje distinto en "Bandido"

“Hay un distanciamiento entre artistas y público, impuesto por algunos patéticos artistas que ponen esa distancia. Yo creo que esa distancia no existe, sí estamos expuestos, pero tenemos las mismas necesidades”, dice Laport a EscribiendoCine.

Osvaldo Laport en "Bandido"
martes 16 de marzo de 2021

La película de Luciano Juncos, abrió el 22 BAFICI, además estrenó en salas y en CINEAR, narrando la historia de una estrella de la música que se conecta con sus raíces.

¿Cuáles son sus sensaciones de abrir el 22 BAFICI?
Había una asignatura pendiente conmigo en cuanto a género, en este caso el cine, y si bien si mis primeros pasos fueron en el teatro, luego la televisión me dio la popularidad con ficciones y personajes atípicos, y si bien sigo disfrutando el teatro, mi gran asignatura pendiente era el cine. Me da mucha alegría la reacción de colegas tuyos en esto de abrir el Festival, porque me da la información de la importancia de abrirlo, porque recién ahora estoy empezando a disfrutar del cine, algo que desee toda mi vida y no había aparecido. Conocía el BAFICI pero no tenía la noción de la importancia estando yo dentro una película. Tengo la misma felicidad y alegría que le están dando ustedes.

¿Cómo trabajaste el personaje?
Hay un distanciamiento entre artistas y público, impuesto por algunos patéticos artistas que ponen esa distancia. Yo creo que esa distancia no existe, sí estamos expuestos, pero tenemos las mismas necesidades y mi patrimonio soy yo mismo y tengo la suerte de haber tenido continuidad laboral, y sé que no es la de todos. Este personaje que vuelve al barrio, se sensibiliza con la realidad del lugar, y cuando leí el libro me gustó la oportunidad de interpretar cómo se puede borrar esa distancia entre el artista y el público.

¿El público tiene una visión desconfigurada sobre los artistas?
La gente tiene una fantasía sobre que todo aquel que puede estar en televisión, ser mediático, las nuevas generaciones, principalmente, creen que es fácil llegar, y hablo de las nuevas generaciones sin estudio ni talento, no las que sí lo hacen y quieren tener una oportunidad. En esta realidad no la tienen, ni siquiera lo que hice yo de esperar, hacer castings, hoy es todo virtual, castings en los que ni siquiera te dicen “gracias no quedaste”, algo que no es mucho laburo.

¿Bandido busca mostrar el otro lado de la profesión?
Este personaje cuenta lo que puede suceder a cualquier vecino. Y cuando vi la película, que a mí nunca me entusiasma ni gusta nada de lo que hago, históricamente, sentí que está contada con cierto aroma genuino. De hecho, el tema musical que interpreto, no estaba, y en plena filmación se me ocurrió decirle que estaba interesante hacer algo en el barrio, y así nació.

Bandido reflexiona sobre muchas cuestiones, como vínculos, la vida en el barrio, la amistad, el trabajo comunitario…
El perdón, como el que Bandido le da al personaje que sabe que participó del atraco, algo sutil, no obvio, y ese perdón de ese adulto a ese joven, que se equivocó le dice que levante la cabeza, el pecho, que no salga con los hombros caídos, pero ese es el mensaje.

Te puede interesar
Últimas noticias