Netflix

"Loco por ella", de Dani de la Orden

Dramedia española con las actuaciones de Susana Abaitua y Alvaro Cervantes, bajo la dirección de Dani de la Orden.

Loco por ella
Susana Abaitua y Alvaro Cervantes
Susana Abaitua y Alvaro Cervantes

Loco por ella (2021), que lleva el sello de producción original de Netflix, vuelve la verdadera intención que debería tener el cine: tener algo que contar, que transmitir, ser capaz de exponer una realidad delante de los ojos de un espectador al que le han enseñado que "querer es poder", y al que este film intenta hacerle ver que "a veces, quieres, pero no puedes".

La película narra la historia de Adrián (Alvaro Cervantes), quien tras conocer una noche de fiesta a Carla (Susana Abaitua) se enamora de ella sin saber que esta se ha escapado de un centro psiquiátrico. Sin pensárselo consigue un informe falso y decide internar voluntariamente para volver a encontrarse con la chica.

El tema es la estigmatización y la ignorancia que hay sobre las enfermedades mentales, mostrar a una sociedad que ansía cambiar a la gente hacia una "normalidad" inexistente, como dice la directora del centro pisquiátrico en el film: "Lo difícil de tener una enfermedad mental es que la gente quiere que te comportes como si no la tuvieras".

El conflicto nace de la necesidad que tienen las personas de hacer cambiar a los demás, de la falsa creencia de que todo puede solucionarse apelando a la fortaleza personal, que en muchas ocasiones es insuficiente. Este conflicto es tan fuerte a la par que real, que se ve claramente el arco de transformación del personaje principal, que evoluciona constantemente hasta el punto en el que es él, a través de una voz en off, quien reitera aquello que se ha visto en pantalla: se puede estar para los demás, sin intentar hacer desaparecer una enfermedad que no lo hará nunca.

Los personajes secundarios hacen avanzar la trama y no solo eso, sino que ofrecen al espectador una visión muy cercana a dolencias mentales como la bipolaridad, el estrés, la depresión, la esquizofrenia o el síndrome de Tourette entre otros.

El ritmo se consigue a través de secuencias musicales de montaje y elipsis, creando una dinámica muy atractiva en una historia a la que no sobra nada y de la que es muy difícil apartar la vista. A pesar de que esté catalogada como comedia, se asemeja más a la dramedia. Fotograma a fotograma, consiguen que el espectador pase de la risa al llanto como sucede en la vida real.

Los diálogos están repletos de subtexto y de gags cómicos muy ingeniosos que consiguen la carcajada de quien esté delante de la pantalla. Cabe destacar el gran trabajo de documentación que se ha hecho del tema, y las actuaciones de todos los actores y actrices que aparecen en la película, sobre todo la de la protagonista Susana Abaitua.

Es por tanto Loco por ella una dramedia con alma, cine qu se niega a hacerte "pasar el rato", y que quiere ir más allá, hacer que el espectador sea consciente de una realidad en la que la ignorancia sobre las enfermedades mentales provoca una grave estigmatización sobre los enfermos y sus vidas.

6.0
Temas de esta nota
Te puede interesar
Últimas noticias