En MUBI el 20 de abril

Crítica de "Lúa Vermella", una historia de fantasmas de Lois Patiño

Tras su auspicioso debut con "Costa da Morte" (2013), el realizador vigués Lois Patiño regresa al largometraje conun hipnótico film, ambientado en Galicia, en donde nuevamente el autor, que prepara una  nueva película junto a Matías Piñeiro, vuelve a indagar sobre la muerte a través de una poética con una pureza sobrenatural.

Crítica de "Lúa Vermella", una historia de fantasmas de Lois Patiño
miércoles 30 de diciembre de 2020

La sugestiva historia que presenta "Lúa Vermella" (2020), es la de Rubio de Camelle, un hombre/ángel que tras rescatar a decenas de seres de las tormentosas aguas del mar ha desaparecido en extrañas circunstancias. Una roca, donde un barco naufragó, se transforma en una especie de santuario por donde transitan los peregrinos para cumplir con los ritos mortuorios que la cultura del lugar ha prodigado.

Patiño apela en Lúa Vermella a lo sensorial y utiliza una poética personal para configurar una película construida a partir del relato en off de los fantasmales habitantes del lugar, aunque estos no muevan los labios y estén más cercanos a una escultura que a personas propiamente dichas.

Como David Lowery en A Ghost Story (2017), Patiño representa a los espectros cubiertos por una sábana blanca, donde no solo se cubre al cuerpo físico, sino también al sonoro, sumergidos en un espacio donde la temporalidad no existe y tampoco la realidad. Despojado de toda linealidad narrativa, en Lúa Vermella se entrecruza lo esotérico con lo fantástico para hablar de fantasmas, monstruos y brujas; de un mundo mítico; de vivos, muertos y desaparecidos, invitando a entregarse al puro placer de la contemplación y el lirismo.

7.0
Temas de esta nota
Te puede interesar
Últimas noticias