Coronavirus

“Bienvenidos al fin del mundo”, y cómo sobrellevar la cuarentena con una sonrisa

En estos días de cuarentena han circulado por la web infinidad de listados con películas recomendadas para ver online. Muchas de ellas relacionadas a epidemias, virus y catástrofes naturales que ponen al ser humano al borde de la extinción.

“Bienvenidos al fin del mundo”, y cómo sobrellevar la cuarentena con una sonrisa
martes 07 de abril de 2020

Cómo si la realidad no fuera lo suficientemente cruda como para “reforzarla” con la tragedia en la ficción. Mejor dejar a la TV y sus informativos en el rol de propulsores del miedo, y buscar en la pantalla una comedia que se tome con humor los acontecimientos.

Pensando en la comedia como modo de paliar la realidad llegamos a Bienvenidos al fin del mundo (The World’s End, 2013), la película de Edgar Wright, tercera de la trilogía “cornetto” con Simon Pegg y Nick Frost, que hace poco hicieron un video al respecto.

Esta historia, que no se estrenó comercialmente en Argentina, se suma a Muertos de risa (Shaun of the Dead, 2004), que se puede ver en Netflix, y Arma Letal (Hot Fuzz, 2007), disponible en Amazon Prime Video. Alejandro Turdó escribió sobre la trilogía en este mismo portal al momento de su estreno.

La historia detrás de Bienvenidos al fin del mundo sería algo así: Un cuarentón se niega a madurar y decide reunir a la manada de su adolescencia para terminar un tour por bares en Inglaterra que comenzó hace veinte años.

El tour se llama "la milla dorada" y consiste en beber cerveza en doce pubs diferentes en una sola noche: The First Post, The Old Familiar, The Famous Cock, The Cross Hands, The Good Companions, The Trusty Servant, The Two Headed Dog, The Mermaid, The Beehive, The King's Head, The Hole in the Wall y The World's End. Pero extrañas fuerzas sobrenaturales se presentan y los héroes de ocasión deben enfrentarlas. El clima pos apocalíptico narrado con gracia, buen ritmo y tono burlón hacen disfrutable la cinta.

Del mismo modo que está pandemia, el film de Edgar Wright pone en evidencia el sin sentido del fin del mundo (o fin del sistema) que en Muertos de risa es una invasión de zombis y en esta última de extraterrestres. La existencia basada en el consumo voraz y las obligaciones tributarias es puesta en jaque por las circunstancias en los films.

Tal vez sea el humor el mejor antídoto para entretenernos y reflejar, mientras nos divertimos, nuestros incomprensibles hábitos sociales.

Te puede interesar
Últimas noticias