Sinopsis

El 17 de agosto de 1993, en la cárcel Lisandro Olmos –un penal de altísimo riesgo–, se llevó a cabo un hecho social y cultural único y hasta ahora irrepetible: un festival de rock para los reclusos, en un evento registrado en audio y video, con un despliegue de siete equipos de cámaras, que captaron cómo Attaque 77, Animal, Pilsen, Lethal, Massacre, Hermética y los ingleses uk Subs, presentados por el Ruso Verea, tocaron en el patio del lugar.

Comentarios