Sinopsis

La obra del artista informalista argentino Alberto Greco sigue generando -53 años después de su suicidio- grandes admiradores. Ese es el caso de la autora de este film-collage, que evoca esa fascinación en un viaje lúdico por sus propias vivencias. A la manera de Greco -con una tiza y un extenso rollo de papel-, Pellejero afirma que la contemplación y la comunicación directa son la esencia del arte. Esa es, justamente, la definición del “Vivo Dito”: una manera de aclarar la percepción de la gente y señalar la belleza que permanece viva en una persona, un objeto o cualquier trozo de realidad.

Comentarios