Sinopsis

Uno de los grandes aciertos de la ganadora del Gran Premio del Jurado en la sección Un Certain Regard en el pasado Festival de Cannes es el de no caer en la explotación turística y exótica o la promoción del colorido que una película como Chuva é Cantoria na Aldeia dos Mortos puede presentar. La pareja de directores sigue a Ihjac, un joven indígena de 15 años miembro, junto con su familia, de una comunidad de Pedra Branca, al norte de Brasil, y hace foco en su misión: organizar un funeral en nombre de su padre, que acaba de morir. A partir de la observación de los personajes, sus encuentros, tradiciones y conflictos, la película consigue sumergir la mirada del espectador tanto en las tribulaciones que la familia tiene que sortear como en la felicidad cotidiana. Renée Nader Messora y João Salaviza consiguen capturar, sin afectación, ese territorio en el que lo tradicional y lo mágico se mezclan con cierta modernidad occidental. El resultado es un extraño y posible nuevo exponente de coming of age.

Comentarios