Sinopsis

Abel Ferrara nació en el Bronx neoyorquino, pero estuvo ligado desde siempre a Italia y a los italianos. Tras Napoli, Napoli, Napoli yPasolini, filmó Piazza Vittorio, pintoresco registro sobre la historia y el presente de la plaza más grande, populosa y cosmopolita de Roma. Un barrio caótico, un poco roñoso, que fue elegido por el propio director y su amigo Willem Dafoe (ambos aparecen en pantalla) para vivir. La zona es un modelo de convivencia multiétnica y religiosa, ya que está llena de africanos, de indios y paquistaníes, de latinoamericanos, de chinos e inmigrantes de muchas otras regiones. Por supuesto, no faltan los italianos que se quejan de la "invasión extranjera”, pero a su vez disfrutan de la comida, la música, las costumbres y los trabajos (que ellos mismos no quieren hacer) que aportan los extranjeros. Un recorrido por bulliciosas calles (y las historias de vida) donde la convivencia puede resultar bastante alegre y armónica.

Comentarios