Títulos

  • La virgen de la tierraOriginal (Argentina)

Equipo

Sinopsis

Desde hace siglos todos los 15 de agosto en Casabindo, puna de la provincia de Jujuy, a 4000 metros de altura sobre el nivel del mar, se corre la única corrida de toros de la Argentina, el Toreo de la Vincha, donde concurren miles de personas, turistas de todo el mundo, políticos, canales de TV, cineastas, antropólogos, fotógrafos, empresas, y miles de devotos de la Virgen de Asunción. Sin embargo al atardecer de ese mismo día semejante marea de gente, equipos y recursos, se van dejando tras de si remolinos de polvo y un pueblo donde viven apenas 100 personas entre el silbido del viento y casas abandonadas.

¿Qué pasó? 500 años de violencia y expropiación de las condiciones de vida de los habitantes de la Puna. En épocas pre hispánicas la zona de Casabindo fue un impresionante centro de producción agraria donde vivían más de 4000 personas. Al llegar los españoles fueron “reducidos” y obligados a vivir en pueblos y servir como esclavos en las encomiendas. Con la Independencia -al intentar recuperar sus tierras a raíz de las promesas de los criollos- fueron masacrados en 1876 en la “invisible” Masacre de Quera, colgados en picas, ahorcados en plazas de toda la puna. Una nueva esclavitud y despojo sobrevino al ser obligados a trabajar por nada en los Ingenios Azucareros. En el siglo XX marcharon 2000 kilómetrtos a pie a Buenos Aires a pedirle a Perón por sus tierras quien los recibió aunque luego “no supo” que fueron violentamente apaleados por la Marina de Guerra. Hoy siguen peleando por las tierras ancestrales contra mineras y empresas contaminantes y, a pesar de que algunas comunidades tienen sus títulos de propiedad comunal, fueron salvajemente reprimidos durante el Rally Dakar de 2013 al intentar ejercer sus derechos.

  La virgen de la tierranarra estos hechos desde la voz de sus protagonistas buscando romper con la mirada turística y colonial sobre los Pueblos Originarios de la Puna que aún hoy mantienen millones de personas en Argentina, visibilizar su lucha, quebrar la visión etnográfica que pretende a estos pueblos fuera de “nuestra” historia, fosilizados en museos y postales, aportar a la construcción de “nuestra” verdadera historia, porque “nosotros” ¿sabemos quiénes somos?