Sinopsis

A sus aún ingenuos diez años, Eric no consigue hacer pie en el mundo. En cuestión de semanas ha pasado de vivir con su madre, que no está en condiciones de mantenerlo, a la humilde pensión que habita su padre (Pérez), y de allí a la protección de una adinerada clienta de este (Borrero), que se ofrece a adoptar informalmente al pequeño en su casa de campo, al menos lo que duren las vacaciones navideñas. Todas son buenas intenciones, sus anfitriones se comportan con corrección, hasta con abierta generosidad, pero la conmiseración de unos choca incómodamente con el orgullo de otros y la sensación de desafecto y desarraigo del muchacho, que abre los ojos por primera vez de verdad a un mundo de carencias y privilegios y al lugar que le ha tocado en suerte, solo se acrecienta. 

Comentarios