Sinopsis

En julio de 2015, Luis Alberto Quijano declaró como testigo en la megacausa La Perla por los delitos de lesa humanidad cometidos en la provincia de Córdoba durante la última dictadura militar. Así, denunció a su ya fallecido padre, el represor Luis Alberto Cayetano Quijano, que desde fines de 2012 estaba siendo juzgado por 158 privaciones ilegítimas de la libertad agravadas, 154 imposiciones de tormentos agravados, 98 homicidios calificados, 5 imposiciones de tormentos seguidas de muerte y la sustracción de un menor de 10 años. Quijano narró los maltratos que recibió por parte de su familia, los delitos que presenció en el centro clandestino de detención y las tareas que fue obligado a realizar cuando era adolescente.

Comentarios