Sinopsis

Luego de vivir bajo el yugo de la dictadura militar, en 1985 Brasil alcanzó la democracia y para 2002 eligió a un político enormemente popular: Luiz Inácio Lula da Silva, un trabajador y activista cuyo mandato se distinguió por erradicar la pobreza de 20 millones de brasileños y por lograr la prominencia de su país a nivel internacional. En 2010, Dilma Rousseff sucedió a su gobierno, pero un escándalo de corrupción se volvió masivo y los señalamientos, profundamente erróneos, implicaron a Lula, Dilma y cualquier opositor de los políticos poderosos y los grupos con intereses particulares en una batalla orquestada por el pasado fascista del país en una nación furiosa e ideológicamente dividida; una evidencia del poder de las superpotencias occidentales y la traición de las fuerzas políticas.

Comentarios