Sinopsis

Dice la realizadora que cuando escuchó que Robert Wilson iba a hacer una ópera sobre la biografía de Marina Abramovic, "me pregunté “¿dónde se irán a encontrar el maestro del artificio y la madre de la realidad? ¿Van a casar al teatro con la performance, o será una lucha de titanes?”. Dos años después me doy cuenta que lo que sucedió es mucho más misterioso y mágico que cualquier posible respuesta a mis preguntas. El terreno donde Wilson, Abramovic, Antony Hegarty, y Willem Dafoe se encontraron es un proscenio habitado por la vida de Abramovic, sus personajes y fantasmas. Un coro de artistas extraordinarios y músicos que contribuyó en diversas formas, desde cantos balcánicos épicos a música electrónica, desde la danza al vaudeville pasando por la performance duracional. El resultado es tan sublime que cada vez que la ópera se monta en algún lado, hasta el público puede ver su propia vida y muerte en el escenario: Marina es el paisaje, Bob es la mente, Antony el corazón, Willem el cuerpo. Tuve la enorme fortuna de poder ver de cerca y filmar esta colaboración artística tremendamente intensa, en la que creo que los participantes fueron íntimamente transformados".

Comentarios