Sinopsis

En los Urales del Sur, lo que alguna vez fue Rusia, un nevado paisaje bucólico con algunos árboles hace pensar, con toda su quietud, en una fotografía más que en una película, pero algo late por debajo de esa aparente calma. Y es que allí, en septiembre de 1957, una nube oscura apareció amenazante en el cielo. Las aguas se convirtieron en una fuente inagotable de toxicidad, y los habitantes cercanos comenzaron a sufrir todo tipo de enfermedades y complicaciones físicas. Producto de incidentes en una planta nuclear en Rusia, que durante años fueron silenciados por el gobierno y que se acercan a los niveles de radiactividad de lugares como Chernobyl o Fukushima, contaminando una superficie de aproximadamente 20.000 km².

Comentarios