Sinopsis

La pregunta es: ¿cómo filmar una colectividad que rechaza el concepto de nación, los valores de la civilización moderna, el papado, el ejército, servicio militar, la acumulación de riqueza y que, a cambio, abraza la vida comunitaria, el trabajo del campo y vive por y para la oración? Hablamos de algo más que una simple adhesión de credo o ideología, hablamos de aceptar formar parte de un mundo creado a partir de las propias convicciones y de eludir la convivencia con todo lo ajeno a eso. ¿Cómo filmar este semilimbo con su propia concepción del tiempo y la historia? Tal parece haber sido la pregunta que se hace Nikolas Klement en su primer largometraje, un documental que se adentra en una comunidad menonita de La Pampa para retratarla en sus quehaceres cotidianos. Ekpyrosis no recoge nunca el contraplano de “los otros”, no es un documental que juegue al contraste, el interés de Klement jamás excede los límites de este asentamiento para el que intenta capturar un sentido del tempo y el montaje, una percepción de la luz y del encuadre con los que hacer distintivo un estado de ascetismo extremo en lo físico, lo mental y lo espiritual.

Comentarios