Sinopsis

El documental surge de la admiración que el director profesa a uno de los artistas franceses más fascinantes e innovadores, el ya nonagenario realizador francés Chris Marker, autor de títulos imprescindibles como La jetée y Sans soleil, siempre ha sido un enigma. No se deja fotografiar, no aparece en sus films, no asiste a festivales. Sin embargo, existe el rumor de que en algún momento del gobierno de Allende, vino a Chile, se paseó por nuestras calles y se reunió con algunos jóvenes cineastas.

Contenidos relacionados

Comentarios