Sinopsis

La hora de los hornos plantea una relación con el público radicalmente diferente. El espectador no es más sujeto de entretenimiento, consumidor de un producto terminado, sino un militante potencial al cual hay que inspirar el debate. En determinados momentos se pedía que se detenga la proyección y se inicie la discusión en la sala. Las agrupaciones militantes eran alentadas a continuar con la creación colectiva de la película quitando o agregando su propio material de acuerdo a su experiencia.

Comentarios