Sinopsis

Esta no es una película lineal, todo cuanto pasa está ordenado de un modo cronológico, pero aún así las cosas podrían ser diferentes, podrían tener otro orden, no es eso lo que importa en esta historia. Sabemos que hay un hombre que agoniza, Abel. Sabemos que sueña, que se sueña a sí mismo. Su hija, su pasado, el paraíso perdido vuelven una y otra vez a su sueño en modo de ficción. Vemos a Ana y a Gabriel, dos seres detenidos en la sala de espera de un hospital público. Se necesitan aunque no lo saben del todo. Se tienen, aunque no se conozcan. Y sabemos que Violeta filma todo, y que cree ver en cada imagen una señal que le indica un destino a seguir, una cantidad de reglas de un juego inventado por ella, que sólo ella conoce, pero quien sabe, tal vez sea un juego universal. ¿Hubiera sido así de todos modos?, si las cartas hubieran estado ordenadas de otra manera, si Ana, y Gabriel, y Abel no se hubieran cruzado por su camino exactamente en el momento en el que se le cruzaron, ¿hubiera sido igual? Como Alicia, en el país de la maravillas, Violeta persigue una quimera, hasta encontrarse con su propio espejo. La oruga le propuso un juego: una carrera adentro de un círculo, sólo hay que correr sin parar, hasta que en algún momento alguien diga Fin.

Contenidos relacionados

Comentarios