Sinopsis

Alejandra, una joven madre soltera que vende ropa, vive junto a su hijo en un barrio de clase trabajadora de Santiago, en la casa que perteneció a la recientemente fallecida bisabuela del niño, a quien cuidaron durante años. Cuando Braulio, el abuelo del niño, decide vender la casa, Alejandra debe buscar dónde ir, enfrentando la disyuntiva de hacerse cargo de su hijo o seguir viviendo la vida adolescente a la que se aferra. La opera prima de Camilo Becerra se centra al principio en Alejandra (gran trabajo de Rocío Monasterio) para pasar paulatinamente a centrarse en la complicada relación de Alejandra con su suegro. La superficie de Perro muerto exhibe una imagen cruda, con personajes en conflicto. Detrás de esa superficie, existe una película convencida del poder de la narración cinematográfica para contar una historia de acercamientos familiares, que demuestra que se puede ser independiente, tener bajo presupuesto y no rehuir de las emociones.

Comentarios