Sinopsis

A fines de los años ’70, en la zona de Tres Arroyos –al sur de la provincia de Buenos Aires– comenzó la leyenda de un caballo que hoy todavía muchos recuerdan como indomable. El Zorro, como fue bautizado, transmitía una engañosa mansedumbre que terminaba en el instante en que alguien le ponía una montura. Sus jinetes volaban por el aire en pocos segundos, primero en jineteadas informales realizadas en campos de la zona, luego en torneos más prestigiosos y con verdaderos campeones.

Contenidos relacionados

Cine Argentino 2011: 11 razones para festejar
Por Juan Pablo Russo - 21/12/2011 - 18:29
Juan Ignacio Domíngez: "Montando al zorro"
Por Ezequiel Boetti - 09/04/2011 - 14:28

Comentarios