Sinopsis

Fundada por bolivianos a principios de los noventa, la feria de La Salada creció enormemente, y hoy en día el municipio de Lomas de Zamora se ha acercado a los feriantes para organizar, regular y obtener réditos. La organización de la feria, la puesta en funcionamiento, la llegada de los compradores, la fabricación de productos: todo tiene proporciones gigantescas. D’Angiolillo registra diversas zonas de ese funcionamiento, traza una breve historia del lugar y muestra desplazamientos multitudinarios. Con gran capacidad de observación y no menor tenacidad para filmar, el director logra un viaje alucinante a una zona de la sociedad argentina que cambia aceleradamente.

Comentarios