Sinopsis

Un día apareció un hombre de más de 60 años, era Juan Fresán. Vino cargando once latas oxidadas con material fílmico. Fresán quería terminar su film La Nueva Francia, rodado en los años 70 junto a Carlos Sorín y Jorge Goldenberg, entre otros. Su inconcluso film era sobre el Rey de la Patagonia, un francés llamado Orllie Antoine que se autoproclamó rey en 1860. Pero a Fresán le faltaban piezas, se había perdido parte del material.  Juan Fresán murió dejando un legado de once latas oxidadas y un guión destartalado. Un Rey para la Patagonia cuenta la historia de esa obsesión.

Comentarios