Sinopsis

Juegos de amor esquivo hace del ensayo de una obra de Marivaux uno de sus epicentros narrativos. En esos ensayos la bella y caprichosa Lydia (Sara Forestier) capta la atención de Krimo (Osman Elkharraz). En clases el muchacho no necesita estar tan cercano a ella, pero en la pieza no puede esquivar su mirada. Krimo es retraído, tímido, mientras que Lydia es desbordante, verborrágica, consciente de su encanto y dispuesta a todo para no perderlo. El enamoramiento del joven y su imposibilidad para entablar un diálogo con ella para “aclarar las cosas” denotan al mismo tiempo un conflicto con el medio: Krimo no puede aprenderse la letra de la obra pero tampoco puede avanzar en sus conocimientos, comprender un mundo que en breve le será aún más adverso.

Comentarios