Sinopsis

Un abúlico enfermero (el músico Sergio Pángaro) tiene a su cargo en un geriátrico a un viejo (el escritor Alberto Laiseca), que sólo abre la boca para pedir “un pucho”, casi automáticamente.  El viejo entra de vez en cuando en una suerte de transe y dibuja, momento que en la piel de Laiseca asume un histrionismo elogiable.  El enfermero decidirá adueñarse de los dibujos y hacerse pasar por el verdadero artista, consiguiendo de inmediato un lugar de privilegio en el ambiente del arte contemporáneo.

Comentarios