EscribiendoCine
19/01/2021 00:51

El director de cine Juan Carlos Tabío, coautor de clásicos de la filmografía cubana como Fresa y Chocolate o Guantanamera, falleció este lunes en La Habana a los 78 años, informó el Instituto de Arte e Industria Cinematográfica de Cuba (ICAIC).

Fresa y Chocolate

(1993)
10

La obra de Tabío (1943), quien mereció el Premio Nacional de Cine en 2014, "es parte de la trascendente historia del cine cubano", resaltó el ICAIC en su cuenta de Twitter.

El legado del respetado cineasta incluye 41 documentales y películas de ficción, entre ellos títulos de culto para el público y la crítica por su capacidad de trasmitir el sentido del humor de los cubanos a la vez que plasmaba la realidad y los problemas del país.

Así lo hizo en piezas como la comedia Se permuta(1985), su primer largometraje de ficción y el título más icónico de su carrera, devenido en clásico del género, en el que se lució como protagonista la vedette Rosita Fornés, fallecida el año pasado.

También destacó como codirector, junto al ya fallecido Tomás Gutiérrez Alea, de los films Fresa y Chocolate (1993), que estuvo nominada al Oscar como Mejor Película de Habla No Inglesa y cosechó una veintena de premios internacionales, y Guantanamera (1995).

Otros films suyos que arrancaron la risa al público con su carga de humor corrosivo son Plaff (1988), Lista de espera (2000) y El cuerno de la abundancia (2009), estos dos últimos con el actor Jorge Perugorría a la cabeza del reparto.

Tabío conjugó su labor detrás de las cámaras con la de profesor de guión y dirección en la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños, en cuyos auspicios se involucró el escritor colombiano Gabriel García Márquez.

Sus talleres de guión, dirección y dramaturgia se extendieron a otros países como México, Costa Rica y Panamá.

En 2011 trabajó en el proyecto de la serie largometraje 7 días en La Habana, junto al actor puertorriqueño Benicio Del Toro, el director español Julio Medem, el francés Laurent Cantet, el argentino Pablo Trapero, el palestino Elia Suleiman y el argentino-francés Gaspar Noé.

Comentarios