EscribiendoCine
08/09/2020 11:33

La película argentina Todos tenemos un muerto en el placard o un hijo en el closet, dirigida por Nicolás Teté, se alzó con dos premios en la edición virtual de Guadalajara Construye, mientras que El apego, de Valentín Javier Diment, se llevó cuatro galardones.

Todos tenemos un muerto en el placard o un hijo en el closet

(2020)

Bajo la consigna “Construir - Re•Pensar. Lo virtual y lo colectivo, la industria y la formación”, Guadalajara Construye, en su entrega 14, se realizó del 2 al 4 de septiembre de 2020, y cuyo objetivo fue impulsar el desarrollo de los realizadores iberoamericanos y sus películas en etapa de edición y post-producción.

Todos tenemos un muerto en el placard o un hijo en el closet resultó ganadora de los premios HD Argentina (servicios de posproducción) y Cinemaven (Servicios de consultoría para un plan global de distribución, ventas y estrategia). Mientras que El apego resultó ganadora de los premios Parati Films (subtitulaje en inglés o francés); Secuencia + Estratégica (Generación de branding y piezas publicitarias); Habanero (Adelanto de distribución y gastos de promoción internacional) y Fix Comunicación (Creación de tráiler).

Protagonizada por Facundo Gambandé, María Fernanda Callejón, Diego de Paula, Lucas Ferraro, Antonella Ferrari y gran elenco, Todos tenemos un muerto en el placard o un hijo en el closet se centra en Manuel que viaja a su ciudad natal para el aniversario de casados de sus padres buscando conseguir dinero para poder mudarse con su novio a Dinamarca. La última vez que vio a su familia salió del closet y desde ese momento la relación se volvió complicada. Sus planes se cancelan porque su novio lo deja y entra en una crisis existencial. El viaje sirve para rearmar el vínculo con sus padres, conocer un secreto que todos le esconden a su hermano y descubrir que quiere para su futuro.

Mientras que El apego, protagonizada por Jimena Anganuzzi, Lola Berthet y Germán de Silva, trata sobre una joven desesperada que va a ver a una doctora con el objetivo de abortar. Como ya se encuentra atravesando el cuarto mes de embarazo la doctora se niega, pero le propone vender el bebé a unos clientes suyos y le ofrece alojamiento hasta que el niño nazca. Las perturbadas personalidades de ambas se entrelazan en una extraña y peligrosa relación.

Comentarios