EscribiendoCine
30/07/2020 10:58

El realizador argentino Pablo Agüero con Akelarre y el madrileño Antonio Méndez Esparza con Courtroom 3H (Sala del Juzgado 3H), volverán a competir por la Concha de Oro en el 68 Festival de Cine de San Sebastián (España).

Akelarre

(2019)

El certamen donostiarra dio a conocer este jueves las producciones españolas o con participación española que se verán en su próxima edición, cuya Sección Oficial acogerá el pase de dos series: Antidisturbios, de Rodrigo Sorogoyen, programada fuera de concurso, y Patria, la adaptación de la novela de Fernando Aramburu, como proyección especial.

Akelarre, rodada en euskera y castellano con Amaia Aberasturi y Alex Brendemühl como protagonistas, es la quinta película del realizador argentino. Se trata de una coproducción entre España, Francia y Argentina filmada en tierras vascas y presentada como un drama histórico inspirado en un proceso judicial por brujería que tuvo lugar en el País Vasco en el siglo XVII.

Antonio Méndez Esparza volverá a pugnar por la Concha de Oro con su tercer largometraje, Courtroom 3H (Sala del Juzgado 3H), una historia de no ficción que transcurre en un tribunal especial de Florida que dirime asuntos relacionados con los menores de edad.

Por su parte, Rodrigo Sorogoyen participará por tercera vez en la Sección Oficial, tras Que Dios nos perdone y El Reino de la Corrupción. En esta ocasión, el director mostrará fuera de concurso Antidisturbios, una serie de Movistar+ de seis capítulos sobre un grupo de policías antidisturbios que se enfrenta a una acusación de homicidio tras ejecutar un desahucio que se complica.

La Sección Oficial contará también con la proyección especial de Patria, serie de ocho episodios creada por Aitor Gabilondo para HBO Europe a partir de la novela de Fernando Aramburu, que aborda tres décadas de la historia del País Vasco a través de los ojos de dos familias divididas por la violencia.

La sección New Directors, que incluye primeras y segundas películas, acogerá el debut en el largometraje de dos cineastas con amplia experiencia previa en el ámbito del corto. David Pérez Sañudo, que tras recorrer festivales de todo el mundo y presentar en Zinemira-Kimuak Aprieta pero raramente ahoga (2017), concursará con Ane, un debut largo rodado en euskera que habla de fronteras y comunicación entre una madre y su hija desaparecida.

Por otra parte, la coproducción hispano-holandesa La última primavera, ambientada en el barrio de chabolas de la madrileña Cañada Real, está dirigida por [#Persona,32794]. El cortometraje Volando voy (2015) de esta cineasta, nacida en Alemania y criada en España y Holanda, logró el Torino Award de Nest, actividad entonces celebrada bajo el nombre de Encuentro Internacional de Estudiantes de Cine.

Además, Imanol Rayo, que ganó el Premio Zinemira con su debut Bi anai (2011), presentará su segundo largometraje Hil kanpaiak, una historia basada en la novela 33 ezkil, de Miren Gorrotxategi, que comienza con la aparición de un cráneo en los terrenos de un caserío.

Por otro lado, la sección Zabaltegi-Tabakalera albergará el regreso de Juan Cavestany, quien tras films como Gente en sitios y series como Vergüenza, emplea Un efecto óptico para enredar a Pepón Nieto y a Carmen Machi en un bucle temporal.

También se programarán tres cortometrajes, el primero de ellos Correspondencia, que plasmará el intercambio de misivas audiovisuales entre las cineastas Carla Simón (Barcelona, 1986), que debutó con Estiu 1993, Made in Spain, 2017), y Dominga Sotomayor (Santiago de Chile, 1985).

El segundo será Ya no duermo, seleccionado en el programa Kimuak del Gobierno Vasco, que supondrá el estreno de la joven Marina Palacio, graduada en Elías Querejeta Zine Eskola (EQZE). Finalmente, Laida Lertxundi, que fue responsable del grado de Creación de este centro educativo, participará con Autoficción, una obra de corte experimental coproducida en Estados Unidos, España y Nueva Zelanda.

La sección Perlak incluirá El agente topo, un trabajo de la chilena Maite Alberdi sobre un viudo de 83 años que se infiltra como espía en una residencia de ancianos. Tras ganar el Premio EFADs-CAACI en el Foro de Coproducción Europa-América Latina de 2017, este proyecto coproducido por Chile, Estados Unidos, Alemania, Holanda y España tuvo su estreno mundial en la competición oficial para documentales internacionales del pasado Festival de Sundance.

Por último, Warner España y el Festival de San Sebastián ofrecerán un pase benéfico de El verano que vivimos, un drama romántico dirigido por Carlos Sedes.

Son en total catorce títulos los que se repartirán por las diferentes secciones del festival, incluido Rifkin's Festival, de Woody Allen, que cuenta con producción estadounidense, española e italiana y que abrirá el certamen, fuera de competición, el 18 de septiembre.

Comentarios