Rolando Gallego
25/04/2020 19:10

La realizadora Mo Scarpelli (Anbessa) presenta en Competencia Internacional del 51 Visions du Réel, festival de cine documental más importante del mundo que tiene su edición 2020 online en https://online.visionsdureel.ch/, El Father Plays Himself (2020) registro íntimo y reflexivo sobre el encuentro de un padre e hijo para rodar una película sobre su vida tras años de distanciamiento.

El Father Plays Himself

(2020)

El director Jorge Thielen Armand migró hacia Canadá de pequeño, dejando Venezuela, donde su padre Roque, “father”, siguió viviendo. El contacto esporádico se mantuvo hasta que Jorge decidió regresar para rodar La Fortaleza (2020) un drama de tintes biográficos sobre su padre y sus años de juventud como una manera de narrar esa parte de la historia que él nunca vivio.

Configurada como una bitácora de rodaje, El Father Plays Himself busca distanciarse de Jorge y Roque, ubicando la cámara con la necesaria separación para que los conflictos y los verdaderos sentimientos afloren. Por momentos sucia, por momentos vertiginosa, por momentos dolorosa, la película desnuda en cuerpo y alma a ambos.

Este híbrido entre documental y ficción, que además toma el cine como materia prima, ofrece el testimonio de una producción audiovisual que requiere de un gran equipo y desplazamiento para concretarse. La precariedad de algunas situaciones, la ausencia de recursos, el ingenio para llevar adelante la tarea, se potencia con cada escena y universaliza un modelo que se replica en toda la región: la difícil tarea del cine independiente.

Más allá de ese punto, la intimidad con la que se cuenta el derrotero de padre e hijo, sus luchas y disputas, los conflictos que se disparan a partir del alcohol, el archivo que suaviza las tensiones en las que los roles, padre e hijo, se intercambian en más de una oportunidad.

Jorge cuida a su padre como su padre lo cuidaba de pequeño, le habla, lo escucha, le pide mayor ternura ante situaciones en donde los gritos y la violencia pueden tambalear un proyecto que anhela hace años y del que además se está registrando todo.

Mo Scarpelli se acerca con la cámara a la intimidad de ellos, desarmando y volviendo a unir las piezas emocionales de un puzzle en el que el cine es la excusa del reencuentro para trazar una cartografía sobre un vínculo que rompe las ideas esperadas sobre una relación filial y también sobre dos seres a quienes ama.

El fresco que se va pincelando, además, propone una idea sobre la masculinidad, sobre el “macho latino”, ese que en fiestas, con el ímpetu y el ánimo que el alcohol le ofrece, termina por generar situaciones que complican al resto de los participantes. Sobre qué mandatos determinan la figura del hombre y sobre cómo la idea patriarcal de familia ha desaparecido hace tiempo.

El Father Plays Himself es un viaje difícil hacia el encuentro entre el father y Jorge, un exorcismo frente a cámaras de fantasmas, mentiras y ausencias, pero también es un mensaje esperanzador sobre los límites del arte, la autocensura y las posibilidades que el cine siga siendo el protagonista absoluto de nuestras vidas.

Ver El Father Plays Himself (registro gratuito en la web)

Comentarios