Fernando Brenner
17/02/2020 17:36

Una presentación muy austera, prácticamente sin discursos, donde solo le hablaron al público -que colmaba la Sala del Cantegril-, el Director General de Cultura, Jorge Céspedes y la Programadora del Festival, Daniela Cardarello. El primero, entre otras cuestiones, se hizo cargo del homenaje a Jorge Jellinek, periodista y programador de las últimas ediciones de este evento, fallecido el año pasado. Una gran imagen del protagonista de La vida útil ocupaba toda la pantalla, rubricado por un intenso aplauso del público presente.

Marea alta

(2020)

Para inaugurar las proyecciones, subió al escenario el equipo presente de la española El asesino de los Caprichos, en su carácter de premiere latinoamericana, un thriller dirigido por el prolífico productor Gerardo Herrero, acompañado por su mujer, la no menos inagotable productora Mariela Besuievsky -nacida en Uruguay- y la que fue sin duda la gran figura de la noche, la actriz madrileña Maribel Verdú.

A la mañana siguiente se llevó a cabo la rueda de prensa de este film, en un salón del Club Hotel Casapueblo. Herrero hizo mucho hincapié en las vicisitudes que tuvo que pasar para poder plasmar este thriller basado en un serial killer que utiliza la colección de dibujos, Los caprichos, del gran Goya y Lucientes; para elaborar su cadena de crímenes. Y también destacó que filmar para él es "como vivir una grata aventura de dicha, recreo, placer y confraternizar con amigos".

Justamente a la protagonista de Blancanieves y Belle époque la considera una gran amiga y se llevan a las mil maravillas. Esto ratificado por Maribel quien además de agradecer el hecho de que le tocó hacer por primera vez de una mujer policía -con una personalidad dura y muy antipática con sus colegas- trató de dilucidar cuántas veces había estado antes en esta ciudad y con qué películas. (Es la tercera. Estuvo en 1994 con Tres palabras y en 2000 con Goya en Burdeos).

Mientras que a su lado la productora local Besuievsky, adelantaba con mucha ansiedad y entusiasmo, el estreno (para el 2 de octubre, casualmente el día en que la Verdú cumplirá 50 años) del film musical Explota, explota, que es una especie de versión con actores que cantan -a la manera de Mamma Mia! con temas de ABBA- pero en este caso con canciones míticas de la cantante bolognesa Raffaella Carrà.

El Jurado Oficial que está integrado por José Novoa (director y productor de cine uruguayo-venezolano), Vera Carneiro (Asesora y jefa de prensa del Festival de Cine de Gramado, Brasil), María José Santacreu (coordinadora de Cinemateca Uruguaya y del Festival Internacional de Montevideo), Juan Zapata (director y productor colombiano residente en Los Angeles) y Martín Pommerenck (productor uruguayo); deberán entregar el Premio Litman de la Competencia Iberoamericana (De 10 títulos seleccionados) en los siguientes rubros: Película, Director, Actor y Actriz. Paralelamente habrá otro Jurado, el de la Asociación de Críticos Cinematográficos del Uruguay (ACCU), conformado por Guilherme de Alencar Pinto, Sergio Moreira y Flavio Lira, para elegir a la mejor película. Por su parte habrá un Premio del Público cuyo ganador recibirá el premio Octavio Podestá.

Hoy ya han arribado otros invitados como la actriz argentina Gloria Carrá (participa fuera de competencia con el film Marea alta de Verónica Chen), Sebastián Muñoz) que presenta el chileno El Príncipe y la peruana Melina León de la multipremiada y muy elogiada Canción sin nombre, inédita en la Argentina.

Comentarios