EscribiendoCine
18/03/2019 12:38

Petra, de Jaime Rosales, se consagró como la gran ganadora del Festival Internacional de Cine de Guadalajara donde el argentino Dario Grandinetti fue premiado como Mejor Actor por Rojo, de Benjamin Naishtat. Además, la coproducción entre Uruguay y Argentina Los tiburones, de Lucía Garibaldi, se llevó tres premios.

Rojo

(2018)

La producción fue elegida como el mejor largometraje iberoamericano de ficción con un premio de 250 mil pesos (unos 13 mil dólares) “por su historia fuerte, grandes actores, gran presentación de una tragedia griega pero vista con sublime ironía”, consideró el jurado.

Petra, dirigida y escrita por el español Jaime Rosales aborda la historia de una mujer que inicia la búsqueda de su padre y se tiene que enfrentar a los secretos familiares. La cinta obtuvo además el galardón a la mejor dirección y a la mejor actriz (Bárbara Lennie).

Bárbara Lennie compartió el premio con la uruguaya Romina Bentancur, protagonista de la cinta coproducida entre Uruguay y Argentina Los tiburones (2019), que obtuvo el premio al mejor guión, para Lucía Garibaldi, quien además es la directora del largometraje que aborda la historia de una adolescente que vive su primera atracción amorosa.

La cinta, ganadora a la mejor dirección internacional en la categoría Drama Internacional en el Festival de Sundance, fue elegida para el premio especial del jurado por mostrar “el retrato de una mujer joven, inteligente y rebelde, hecho con una sensibilidad y una empatía maravillosa” por parte de su directora, de acuerdo con el acta del jurado.

En esa misma sección, el premio a mejor actor argentino fue para Dario Grandinetti por la película Rojo, mientras que el guatemalteco Luis Armando Arteaga mereció el galardón a la mejor fotografía por la cinta Temblores, de Jayro Bustamante.

En tanto que el premio a mejor ópera prima fue para Carmen y Lola, de la directora Arantxa Echevarria, que aborda una relación amorosa entre dos mujeres gitanas y cuyas protagonistas carecen de formación actoral.

El filmebrasileño Cine Morocco (2018), del director Ricardo Calil, fue elegido como el mejor largometraje documental, mientras que la coproducción de Guatemala-España-México La asfixia (2018), de la directora Ana Isabel Bustamante, obtuvo el premio especial del jurado a documental iberoamericano.

El premio Mayahuel al mejor cortometraje iberoamericano fue para la coproducción Uruguay-Chile Bodas de oro (2018), del director uruguayo Lorenzo Tocco, mientras que la cinta española Kyoko (2918), de Marcos Cabotá y Joan Bover, obtuvo una mención especial en esta categoría.

El galardón al mejor largometraje internacional de animación, otorgado por primera ocasión en el Festival con el apoyo del realizador Guillermo del Toro, fue para Mirai No Mirai, del realizador japonés Mamoru Hosoda.

En la sección de cine mexicano la cinta Familia de media noche (2019), del director Luck Lorentzen, obtuvo el premio Mezcal a mejor director y mejor película mexicana.

El Festival Internacional de Cine de Guadalajara concluye este viernes con un crecimiento tanto en la asistencia del público como de los especialistas que acuden a realizar negocios o cursos de formación en la sección de industria, detalló el presidente del patronato Raúl Padilla.

La edición 34 del Festival registró 151 mil 200 asistentes en las 448 funciones de las 295 películas exhibidas en 30 salas y pantallas al aire libre.

Destacó la sección de Industria que creció a mil 005 asistentes acreditados, lo que asegura que el festival se consolida como un espacio para el mercado cinematográfico.

Comentarios