EscribiendoCine
07/02/2019 11:29

El Festival Internacional de Cine de La Picasa llegó al cierre de su segunda edición, con una amplia recepción de público y una fuerte presencia de realizadores locales y nacionales. Durante cinco días, historias de distintas partes del mundo se proyectaron en los espacios más emblemáticos de la ciudad de Cinco Saltos (Provincia de Río Negro) entre votaciones del público, debates y la inclusión de un Seminario de Introducción al Cine, dictado en la Biblioteca Carlos Guido y Spano.

De este modo el Festival se presenta como un eje de gran promesa en la región, contando con espectadores no sólo locales, sino también de otras ciudades del Valle. La primera noche de esta gran fiesta en el Cine Teatro Español, tuvo como protagonista a la comunidad que se acercó a disfrutar de la categoría de Cine Regional y Nacional, además del acompañamiento de la madrina Aymará Rovera.

La presencia de dos directoras regionales, Abril Sanz y Pía Baldim, sumaron un enriquecedor intercambio con los asistentes. El Jurado Oficial de estas ternas -integrado por los realizadores del Valle Walter Ponzo, Bruno Mogni y la directora barilochense Laura Linares-, seleccionó como Mejor Cortometraje en la categoría de Cine Regional a Bienvenida Soledad de Pía Baldim, mientras que la Mención Especial correspondió a Pozo del Diablo de Esteban Beretta. En cuanto a ficción nacional, la Mención Especial fue para Adela de Evangelina Montes, y el corto ganador resultó La cura del Espanto, de Mariana Rojas.

El segundo día se proyectaron las categorías de Documental, en la cual la Mención Especial fue para Beyond the fence, de Arman Gholipourdashtaki, mientras que Majur de Rafael Ireneu resultó triunfador. En Ficción Internacional, compuesta por 10 cortometrajes, la Mención Especial al Mejor Corto Latinoamericano recayó en Casa pareada de Ronald Pereira (Chile), la Mención Especial fue para El niño camello”de Chabname Zariab y Ciruela de agua dulce de Xu Xiaoxi y Roberto Canuto obtuvo el máximo galardón. En esta terna el Jurado estuvo compuesto por los directores Federico Palma (Bariloche), la actriz y directora Aymará Rovera(Cutral Có) y la realizadora Lucía Ravanelli (Buenos Aires).

Una de las jornadas más convocante y emotiva fue la proyección al aire libre en el Andén del Museo de Cinco Saltos de Aimé, la serie, el debut en la dirección de Aymará Rovera. Este encuentro fue posible gracias al Cine Móvil de Río Negro. El broche de oro fue la presencia de la cantautora neuquina Marité Berbel, quien nos regaló un mágico momento con su voz.

El día viernes se llevó a cabo la charla de Cine por mujeres, en la Sala Hugo del Carril del CAF (Centro de Acción Familiar), que contó con una performance de la actriz Marcela Blanco y la correspondiente proyección de cortos de la temática, con la presencia de Muma Alto Valle y Muma Neuquén (Mujeres de Medios Audiovisuales).

El último día de proyección se dio en la Asociación Española. Maratónicante se compartieron las categorías en Competencia de Animación, en la cual la Mención Especial fue para En boca de todas, del Colectivo RAMA (Red Argentina de Mujeres Animadoras) y el premio se lo llevó My Little goat, de Tomoki Misato. La categoría de terror tuvo la Mención Especial para Atrapada, de Sergio Marzano y el premio como Mejor Cortometraje para 9 pasos de Moisés Romero y Marisa Crespo. La muestra homenaje al Cine Mexicano tuvo lugar el mismo sábado, donde también se pudo degustar de bocadillos y bebidas entre charlas de votación del público.

La Mención Especial de la noche de premiación fue para Eva, de Dana Gómez al Mejor Guion, el Voto de Público, uno de los más esperados de la edición, correspondió a Adela, cuya directora presente pudo compartir su emoción con el auditorio. Finalmente el corto Ganador del Festival fue My Little goat. La Ceremonia de Clausura contó además con la presencia de José Marí, actor del cortometraje regional Rouge (dirigido por Matías Carelli), quien a sus 95 años compartió palabras de aliento para el Festival y su público.

Comentarios