EscribiendoCine
20/09/2018 15:56

La película argentina El amor menos pensado, de Juan Vera, con Ricardo Darín y Mercedes Morán, dará por inaugurado el 66 Festival Internacional de Cine de San Sebastián (21 al 29 de septiembre) que este año cuenta con la participación de catorce films con producción argentina. En la principal competencia también se verá Rojo, de Benjamin Naishtat.

El amor menos pensado

(2018)

Ricardo Darín, que el año pasado recogió el premio Donostia por su trayectoria, dará el pistoletazo de salida con El amor menos pensado, una radiografía del amor a largo plazo con la que debuta en la dirección Juan Vera.

Junto a El amor menos pensado también estará Rojo, de Benjamin Naishtat, ambas competirán en una sección oficial dominada por el cine de autor europeo y asiático y que cuenta también con los esperados nuevos trabajos de directores españoles que ya obtuvieron la Concha de Oro en el pasado.

Es el caso de Carlos Vermut, que ganó en 2014 con Magical Girl y ahora presenta Quien te cantará, un melodrama sobre la identidad con Najwa Nimri en la piel de una cantante amnésica.

Y de Isaki Lacuesta que se llevó el máximo premio del certamen en 2011 gracias a Los pasos dobles y regresa a la competición con Entre dos aguas, un film que propone al espectador el reencuentro con los personajes de La leyenda del tiempo, una década después, con la misma fórmula a caballo entre ficción y realidad.

En ese fértil terreno se ubica también lo nuevo de Icíar Bollaín, Yuli, un film sobre la vida del bailarín cubano Carlos Acosta. E incluso Rodrigo Sorogoyen, ya que El Reino, con Antonio de la Torre y Bárbara Lennie al frente, no puede negar su inspiración directa en la trama Gürtel y el caso Bárcenas.

El festival también contará con autores consagrados y habituales de los grandes festivales como la francesa Claire Denis, que compite por la Concha con su primera y arriesgada incursión en la ciencia ficción, High Life, un film protagonizado por Robert Pattinson, Juliette Binoche y Mia Goth, quienes se dejarán ver por la alfombra roja. O el filipino Brillante Mendoza que apuesta por el cine negro en Alpha, the Right to Kill.

Más "glamour" traerán Laetitia Casta y Lily-Rose Depp, estrellas, junto al propio Louis Garrel, del segundo largometraje como director del que fue el Theo de Los soñadores de Bernardo Bertolucci una comedia intelectual titulada  Un hombre perfecto.

Y Timothée Chalamet, que tras descubrir el primer amor en Llámame por tu nombre se convierte en el hijo drogadicto de Steve Carell en la estadounidense Beautiful Boy: Siempre serás mi hijo, un drama familiar dirigido por Félix van Groeningen.

Otras aspirantes a la Concha de Oro son la británica In Fabric, de Peter Strickland, Vision de la japonesa Naomi Kawase; la noruega Blind Spot, de Tuva Novotny; la china Baby (Liu Jie); la suiza The Innocent (Simon Jaquemet; la austríaca Angelo (Markus Schleinzer); The Black Book, coproducción francoportuguesa dirigida por la chilena Valeria Sarmiento; y la coreana Illang: The Wolf Brigade (Kim Jee-woon).

El palmarés lo decidirá un jurado encabezado por el director de Entre copas y Nebraska Alexander Payne, quien estará acompañado entre otros por el argentino Nahuel Pérez Biscayart.

La participación argentina incluye otros doce trabajos repartidos en las difrentes secciones. Así Julia y el zorro, de Inés María Barrionuevo, y Para la guerra, de Francisco Marise, aspiran a quedarse con el premio de New Directors. Mientras que Teatro de guerra, de Lola Arias, y Las hijas del fuego, de Albertina Carri, participan de Zabaltegi-Tabakalera.

Dentro de Horizontes Latinos Argentina está representada por El motoarrebatador, de Agustín Toscano; Marilyn, de Martín Rodríguez Redondo; Familia sumergida, de María Alché; Sueño Florianópolis, de Ana Katz; Figuras, de Eugenio Canevari, y La noche de 12 años, de Álvaro Brechner.

Finalmente, El Ángel, de Luis Ortega, es parte de Perlak, apartado dedicado a películas participantes de otros festivales que también recibe a Pájaros de verano, de los colombianos Ciro Guerra y Cristina Gallego, y Tegui: Un asunto de familia, de Alfred Oliveri, abre la sección Culinary Zinema. Además en Made in Spain se presenta la coproducción Con el viento, de Meritxell Colell Aparicio.

Las herederas, del paraguayo Marcelo Martinessi; Cómprame un revólver una producción mexicana de Julio Hernández Cordón; Enigma, del chileno Ignacio Juricic Merillán; Ferrugem, del brasileño Aly Muritiba; Los silencios, de su compatriota Beatriz Seigner; Nuestro tiempo, del mexicano Carlos Reygadas; Roma, de Alfonso Cuarón; Belmonte, del uruguayo Federico Veiroj; La camarista, de la mexicana Lila Avilés; La casa lobo, de los chilenos Cristobal León y Joaquín Cociña; y Sobre cosas que me han pasado, del chileno José Luis Torres Leiva, completan la participación lationamericana del 66 Festival Internacional de Cine de San Sebastián.

La reina del cine británico y ganadora de un Oscar Judi Dench, el actor, productor y director estadounidense Danny DeVito y el director japonés Hirokazu Kore-eda son los grandes homenajeados este año con el Premio Donostia a sus trayectorias.

Por otro lado, por segundo año consecutivo, las plataformas de televisión se hacen un hueco en el certamen donostiarra, donde pueden verse novedades de Movistar+ como Arde Madrid, una serie de Paco León sobre el paso de Ava Gardner por esta ciudad con Osmar Núñez como Perón, o Gigantes, lo nuevo de Enrique Urbizu.

Durante esta 66 edición, el Zinemaldia se adherirá a la carta por la paridad y la inclusión de las mujeres en el cine, una iniciativa presentada en la pasada edición del Festival de Cannes, en un acto al que asistirán el director José Luis Rebordinos, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, y el ministro de Cultura y Deporte, José Guirao.

Comentarios