Rolando Gallego
30/06/2018 21:49

Tras el estreno mundial de Lo que tenemos (2018) de Paulo Pécora, el segundo Festival de Cine Independiente de Santiago del Estero (SEFF), organizado por Pichu Tomsic y Juan Pablo Salomón concluyó luego de jornadas plenas de cine, con funciones agotadas y una serie de actividades formativas y de divulgación.

Corralón

(2017)

Corralón (2017) de Eduardo Pinto, protagonizada por Luciano Cáceres, Pablo Pinto, Joaquín Berthold y Brenda Gandini se impuso como la mejor película de la Competencia de Largometrajes Nacional, mientras que Pani: Mujeres Drogas y Kathmandu (Pani: Women, Drugs and Kathmandu (2014) de Raúl Gallego, fue la mejor película de la Competencia de Largometrajes Internacional.

También recibieron menciones, por sus propuestas y búsquedas, Garzón/Assange (2015), de Clara López Rubio y Juan Pancorbo, en largometraje internacional, y Vergel (2017) de Kris Niklison, y Cínicos (20170) de Raúl Perrone, en largometraje nacional.

En el rubro cortometrajes, en donde 27 películas compitieron por el premio mayor, el escogido como mejor corto de la segunda edición de la muestra fue El manuscrito de Oupli (2017), de Eugenio Recuenco. Además, el jurado decidió brindar menciones a Retouch (2017), de Kaven Mazaher y Tocar el cielo (2017), de Rosa Baches.

ACCA (Asociación de Cronistas Cinematográficos de Argentina) eligió a Instrucciones para flotar un muerto (2017) de Nadir Medina, como mejor película, y una mención para Vergel. El premio del público, que decidió tras cada proyección con su voto, fue para Instrucciones para flotar un muerto.

DOCA (Documentalistas de Argentina) eligió a El espanto (2017) de Pablo Aparo y Martín Benchimol, como mejor película, mientras que AADA (Asociación Argentina de Directores de Arte de la Industria y Medios Audiovisuales), premió a Pablo Gabian por su trabajo en Tigre (2017) de Silvina Schnicer y Ulises Porra Guardiola.

EDA (Asociación de Editores Audiovisuales) escogió a Lucía Torres por su trabajo en Instrucciones para flotar un muerto, ADF (Asociación Autores de Fotografía Cinematográfica Argentina) premió a Vergel, y ASA (Asociación Argentina de Sonidistas Audiovisuales) seleccionó a Martín Litmanovich y Edson Secco por su labor en Invisible (2017), dePablo Giorgelli, y una mención para Nahuel Palenque por su labor en Tigre.

La ceremonia concluyó con un recorrido para los ganadores por la capital santiagueña en el trencito Guara Guara, que albergó a la primera muestra en su clausura, coronando un festival a puro cine, revalidando una curaduría que privilegió amplitud de propuestas y miradas.

Comentarios