Emiliano Basile
06/05/2018 14:38

Con dos películas en Un Certain Regard y representantes en la Quincena de los Realizadores, Cannes Classics, Cannes Écrans Juniors y la Cinéfondation, el cine argentino pisa fuerte en el 71 Festival de Cannes que del 8 al 19 de mayo se realizará en la costa francesa. Además, Todos lo saben, de Asghar Farhadi, con Ricardo Darín, será la encargada de dar inicio al festival de festivales, y Gaspar Noé presentará la controvertida Climax.

El Ángel

(2018)

Un Certain Regard, la segunda sección en importancia en el festival cuenta con dos producciones argentinas en competición. Por un lado se verá El Ángel, donde Luis Ortega se adentra en el caso de Carlos Robledo Puch, considerado el mayor asesino de la historia criminal argentina. Protagonizada por Chino Darín, Mercedes Morán, Peter Lanzani,, Daniel Fanego, el chileno Luis Gnecco, Cecilia Roth y el debutante Toto Ferro en la piel del asesino, que en los años 70 mató a una decena de personas, El Ángel cuenta con el apoyo en la producción de Pedro Almodóvar.

La segunda película en competencia ¡Muere, Monstruo, Muere!, está dirigida por Alejandro Fadel (Los salvajes), cuyo eje gira en torno a la aparición de una mujer decapitada y un presunto fantasma. Con las actuacciones de Esteban Bigliardi, Francisco Carraso y Tania Casciani, la película fue rodada en Mendoza.

El argentino Agustín Toscano debuta en soledad con El motoarrebatador, la historia de un ladrón que intenta reparar el daño que hizo con su delito. El cineasta -que ya estuvo en este festival mostrando Los dueños, codirigida con Ezequiel Radusky-, rodó esta historia en San Miguel de Tucumán.

Por su parte, Martín Deus, presentará Mi mejor amigo en Cannes Écrans Juniors, una selección competitiva de ocho largometrajes internacionales que ofrecen un particular interés para los jóvenes de entre 13 y 15 años. Con las actuaciones de Ángelo Mutti Spinetta, Lautaro Rodríguez, Moro Anghileri y Guillermo Pfening, Mi mejor amigo gira en torno a Lorenzo que es un adolescente que vive en la Patagonia. Con la llegada de Caíto, el hijo de unos amigos de la familia, su vida dará un vuelco. A pesar de las diferencias, nace entre ambos una singular amistad por momentos parecida a una relación de amor. Caíto tiene esa cuota de rebeldía que Lorenzo necesita para romper los estrictos moldes en su cabeza y dejar fluir sus instintos y pasiones más reprimidas.

Además, Fernando "Pino" Solanas exhibirá una versión restaurada de La hora de los hornos (1968) en Cannes Classics, y el cortometraje argentino Cinco minutos afuera, de la directora Constanza Gatti, fue seleccionado por la Cinéfondation, sección paralela dedicada a los cortos estudiantiles.

Otro agentino presente el el 71 Festival de Cannes será Gaspar Noé convocado en la Quincena por su quinto largometraje, Climax, sobre un grupo de 20 bailarines urbanos que se reúne para un ensayo de tres días en un internado clausurado ubicado en el corazón de un bosque para compartir un último baile. Luego hacen una última fiesta alrededor de un gran tazón de sangría. Rápidamente, la atmósfera se carga y una extraña locura se apoderará de ellos durante el resto de la velada. Parece obvio que han sido drogados, pero no saben por quién ni por qué. Y pronto les es imposible resistir a sus neurosis y psicosis, adormecidos por el hipnótico y creciente ritmo de la música electrónica… Mientras algunos se sienten en el paraíso, la mayoría de ellos se sumergen en el infierno.

También El Papa Franciso será una de las estrellas del festival ya que el aleman Wim Wenders estrenará fuera de competición en Cannes el documental El Papa Francisco, un hombre de palabra, un trabajo en que más que un repaso biográfico se ofrecerá un acercamiento al pontífice a través de sus posturas en temas candentes como emigración o ecología, entre otros.

Finalmente, la plataforma de promoción de talentos iberoamericanos “Blood Window”, del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA), presentará una selección del nuevo cine fantástico y de terror argentino en el Marché du Film del Festival de Cannes.

En la programación se destaca la participación de Aterrados, de Demián Rugna, ganadora del primer concurso de fomento al cine de género del INCAA “Blood Window” en 2016. Protagonizada por Maximiliano Ghione, Elvira Onetto y Demian Salomón, cuenta la historia de tres investigadores que deben analizar los fenómenos paranormales que suceden en un mismo barrio, lo que implicará poner en riesgo sus propias vidas.

El programa de proyecciones incluirá la sección Upcoming Fantastic Films, en la que se podrán ver siete adelantos de diez minutos de películas que se encuentran en rodaje o en etapa de post producción. Entre ellas, se encuentran las que fueron anunciadas en el marco del Festival Blood Window Pinamar, como El diablo blanco, de Ignacio Rogers y Respira, de Gabriel Grieco; como así también Abrakadabra, de Nicolás y Luciano Onetti; Deus Irae, de Pedro Cristiani, y Piedra, papel y tijera, de Macarena García Lenzi y Martín Pagani.

En el Markets Screenings, se proyectará la coproducción entre Argentina, España y Uruguay No dormirás, de Gustavo Hernández.

Comentarios