Rolando Gallego
26/02/2018 14:47

Guionista, periodista, escritora, y mucho más, Aída Bortnik (1938/2013) fue una de las figuras trascendentales de la cultura Argentina de los últimos tiempos. También una de las que más hizo por repasar un pasado oscuro y sangriento, echando luz en sus obras con simpleza y claridad acercándole al público productos de calidad.

La historia oficial

(1985)
8.5

Nominada al Oscar por el guion de La historia oficial (1985), y habiendo participado de dos producciones con la misma suerte, la anteriormente mencionada y La tregua (1974), su carrera en cine, televisión, teatro, gráfica, literatura, ha mellado en varias generaciones y ha trascendido las fronteras de Argentina.

Con Luis Puenzo escribió Gringo Viejo (1989), protagonizada por Jane Fonda y Gregory Peck, y desde 1986 fue miembro de la Academy of Motion Pictures Arts and Sciences, hasta el día de su muerte.

Fue la autora de los guiones de la mayoría de las películas de Marcelo Piñeyro (Tango feroz, la leyenda de Tanguito, Caballos salvajes, Cenizas del Paraíso) y Sergio Renán (La soledad era esto, Crecer de golpe, La tregua) y dejó muchos guiones aún sin rodar.

Tras su fallecimiento, cuatro mujeres -Patricia Molina (periodista), Silvana Di Francesco (productora), Gabriela Fantl (directora de casting) y Teresa Terano (coordinadora del Master Audiovisual UCA y Licenciada en Letras), están realizando la revisión de 62 cajas para saber qué hay en “Las Cajas de Aída”.

La periodista Patricia Molina es una de las responsables de esa faraónica tarea. “Antes de morir Aída hizo un acto de amor y les legó la totalidad de sus cajas a sus mejores alumnos, Juan José Campanella y Fernando Castets”, manifiesta en diálogo con EscribiendoCine.

“En ese momento no tenían dónde contener las cosas de Aída y nos pidieron ayuda para redistribuir todo. Acompañamos a Aída durante mucho tiempo y las cajas terminaron en mi casa. En un momento nos encontramos con todas las cosas, libros, bibliotecas, y algunas cosas las distribuimos en los alumnos, y las cajas, que son las mismas que ella tenía, identificadas con su letra o de su ayudante, de hecho todo lo que vos ves en las fotos de ella están ahí. Después de un tiempo abrir las cajas era complejo, le consultaba a Fernando y veía por ejemplo fotos con [#Persona,3870, y le decía hay que hacer algo con esto, él se acercaba y no podía abrirlas e impulsados por Teres Teranoa ella decía que algo había ]que hacer”, agrega la directora de casting Gabriela Fanti.

Si bien hace cuatro años que las cajas están bajo su resguardo recién ahora gracias Mecenazgo y el apoyo de la familia se pudo empezar a su revisión y clasificación para poder armar un catálogo.

“Hacemos una descripción minuciosa del contenido y objeto, describiendo categorías. Numerando las cajas y las cosas. Nos costó llegar a un formato, pero la UNESCO sugiere un formato para poner tipologías para después poder hacer búsquedas”, comenta Silvana Di Francesco.

El material que van encontrado es variopinto. Hay desde obras de teatro, a guiones cinematográficos, pero también notas, fotos y textos de otras personas que tuvieron relación con la guionista. “Con respecto a las obras de teatro o películas tenés todo el proceso de desarrollo, hay hasta motivaciones de por qué hacer una película e historias, notas de investigación, sinopsis de guion, notas de otras personas que le acercaron cuando estaba investigando, clipping de prensa”, agrega la productora.

Por ahora el proyecto solo es clasificar las cajas y poder catalogar que hay dentro de ellas, aunque no se descarta la posibilidad de poder realizar una muestra en un futuro.

“La idea es visibilizar y que todo aquel interesado conozca su obra. Los derechos se verán después. Creo que sirve también para construir memoria con acciones concretas, como este catálogo, así contribuimos a construir memoria. Queremos dejar en claro la importancia de Aída para la cultura nacional”, sostiene la licenciada Teresa Terano para finalizar.

Comentarios