Emiliano Basile
08/02/2018 15:38

The Square, la película que se alzó con la Palma de Oro en el 70 Festival de Cannes y que está nominada al Oscar como mejor film de habla no inglesa es uno de los lanzamientos de este mes. También con la mejor calidad de imagen y sonido del BD Blade Runner 2049, continuación del clásico de Ridley Scott con Ryan Gosling y Harrison Ford, Asesino: Misión venganza y la infantil My Little Pony: La película. Además La batalla de los sexos con Emma Stone y Steve Carell, Geo-Tormenta, El muñeco de nieve, y Norman, el hombre que lo coseguía todo con Richard Gere.

Blade Runner 2049

(2017)

Tenía una misión difícil Denis Villeneuve, el director de La sospecha, El hombre duplicado y La llegada: darle una continuación digna al clásico de culto de los años ochenta Blade Runner (1982). El director, conocido por convertir en grandes películas a historias que en manos de otro cineasta serían intrascendentes, sale airoso.

Primero porque logra captar la esencia filosófica-existencial del original, y segundo porque no se deja correr por las reglas que estandarizan -y vuelven mediocres- a superproducciones contemporáneas. Blade Runner 2049 (2017) va a contramano de los tanques de Hollywood. Tiene pocas escenas de acción, se toma su tiempo para desarrollar personajes y conflictos, y dura casi tres horas. En definitiva, tiene todo para fracasar en la taquilla y, a la vez, acercarse a los buenos componentes de un film europeo.

En cuanto producción de ciencia ficción producida por Ridley Scott -director de la original- tiene un cuidado en los diseños de escenarios, tanto visuales como sonoros destacable. No se dejó correr por los tiempos de la industria que hacen que se prioricen los golpes de efectos por sobre la verosimilitud de lo que se ve en pantalla. Y no es poco en un cine americano contemporáneo en el cuál los efectos especiales parecen -siempre- sobreponerse por su artificialidad y no por su eficacia.

A la hora de darle continuidad a la inteligencia artificial desarrollada en los ochenta la película lo logra. Justo cuando parecería que su antecesora ya había dicho todo en la materia, aparece la realidad virtual como el factor agregado: aquellos seres de menor categoría que los replicantes por carecer de un físico tangible.

Blade Runner 2049 no es mejor que la original. Pero tampoco lo intenta, es lo que quiere ser, una continuación digna de temas y personajes. El resultado está a la vista.

Comentarios