EscribiendoCine
30/01/2018 11:28

El Consejo de Dirección de los Premios PLATINO del Cine Iberoamericano anuncia los preseleccionados por Argentina para su quinta edición, cuya gala de entrega se celebrará el próximo 29 de abril en el Teatro Gran Tlachco del Parque Xcaret (Rivera Maya, México). Zama, de Lucrecia Martel postulada en ocho categorías, junto con Una especie de familia, de Diego Lerman en cinco apartados y La cordillera, de Santiago Mitre, en cuatro apartados; son las producciones nacionales que más candidaturas reciben.

Zama

(2017)

Por cuarto año consecutivo y como reflejo del auge de las filmografías iberoamericanas, la cifra de producciones participantes ha marcado el récord de 848. De estas, 15 han sido preseleccionadas por Argentina para estar ent re las siguientes nominaciones, que se darán a conocer el 20 de febrero. Por último, el 14 de marzo llegará el momento de conocer a las cinco finalistas por cada categoría de premios.

Además, hay que destacar que los Platino incorporan dos nuevas categorías que premiarán a la Mejor Interpretación Masculina y Femenina de Miniserie o Teleserie Cinematográfica Iberoamericana. Las producciones para la pequeña pantalla comenzaron a ser reconocidas en este certamen con la incorporación en 2017 del premio a la Mejor Miniserie o Teleserie Cinematográfica Iberoamericana. Las veinte aspirantes a estar entre las cinco finalistas de estos apartados se desvelarán el próximo 20 de febrero.

Las producciones elegidas por Argentina, que optarán a estar presentes entre las finalistas, son en el apartado de Mejor Película Iberoamericana de Ficción La cordillera, de Santiago Mitre; Una especie de familia, de Diego Lerman y Zama, de Lucrecia Martel. En la categoría de Mejor Dirección aparecen Anahí Bernerii, por Alanis; Israel Adrián Caetano, por El otro hermano y Lucrecia Martel; por Zama.

Bárbara Lennie, por Una especie de familia; Paola Barrientos, por El peso de la ley, Paulina García, por La novia del desierto, y Sofía Gala Castiglione, por Alanis han sido las preseleccionadas en la categoría de Mejor Interpretación Femenina. Para la nominación a Mejor Interpretación Masculina han sido postulados Daniel Gimenez Cacho y Matheus Nachtergaele, por Zama; Leonardo Sbaraglia, por El otro hermano y Miguel Ángel Solá, por El último traje.

Para el Platino al Mejor Largometraje Documental han sido propuestos Actriz, de Fabián Fattore; Cuatreros, de Albertina Carri y Dhaulagiri, ascenso a la montaña blanca, de Guillermo Glass y Cristián Harbaruk. En el galardón que premia a los productores que apuestan por los nuevos realizadores del cine iberoamericano, el Premio Platino a la Mejor Ópera Prima de Ficción Iberoamericana, han concurrido La novia del desierto, de Cecilia Atán y Valeria Pivato y Temporada de caza, de Natalia Garagiola.

La aspirante argentina a estar entre las finalistas al Mejor Largometraje de Animación es ANIDA y el Circo Flotante, de Liliana Romero. Las candidaturas de Argentina al premio Cine y Educación en Valores son El último traje, de Pablo Solarz y Maracaibo, de Miguel Ángel Rocca.

En guion aparecen Lucrecia Martel por Zama, y Diego Lerman y Maria Meira por Una especie de familia, mientras en banda sonora Osvaldo Montes por Yo soy así, Tita de Buenos Aires, y el español Alberto Iglesias por La cordillera.

También aparecen candidateadas las coproducciones Las Malcogidas, de la boliviana Denisse Arancibia; Los Perros, de la chilena Marcela Said; las uruguayas Mi mundial, Ojos de madera y Otra historia del mundo; Más que hermanos, de la panameña Arianne Benedetti; Matar a Jesús, de la colombiana Laura Mora; la tica Medea; Ejercicios de memoria, de Paz Encina; el documental Roslik y el pueblo de las caras sospechosamente rusas, y Pendular, de Lucía Murat.

Tras Ciudad de Panamá en 2014, Marbella (España) en 2015, Punta del Este (Uruguay) en 2016 y Madrid (España) en 2017, ahora es la Riviera Maya (México), la sede de la gala de entrega de los primeros galardones globales del séptimo arte iberoamericano. Con la celebración de la ceremonia en tierras mexicanas, el Consejo de Dirección de los Platino quiere homenajear así a una de las filmografías con mayor historia y talento, no solo de la región, sino también del mundo. En un año muy especial para el séptimo arte de este país, ya que en 2018 los Ariel, unos de los galardones iberoamericanos más longevos, otorgados por la Academia Mexicana de las Artes y las Ciencias Cinematográficas, llegan a su 60 edición.

Los Premios Platino del Cine Iberoamericano promovidos por EGEDA (Entidad de Gestión de Derechos de los Productores Audiovisuales), en colaboración con FIPCA (Federación Iberoamericana de Productores Cinematográficos y Audiovisuales), y con el apoyo de las Academias e Institutos de cine iberoamericanos, Latin Artist y la Fundación AISGE, trabajan desde su primera edición en 2014 en que los triunfos en los festivales más prestigiosos se traduzcan también en excelentes resultados en taquilla y que nuestro cine tenga la distribución que se merece.

Comentarios