EscribiendoCine
10/11/2017 18:52

Con un homenaje al actor argentino Federico Luppi, Premio Ciudad de Huelva en el año 2000, ha arrancado esta noche la gala de apertura de la 43 edición del Festival de Cine Iberoamericano de Huelva, que se prolongará hasta el próximo 18 de noviembre, desplegando una programación integrada por 66 títulos y 188 proyecciones, en la que Argentina tendrá especial protagonismo como país invitado.

El Pampero

(2017)

A través de la pantalla, las palabras de la actriz Susana Hornos, viuda de Federico Luppi, resonaron en el Palacio de Congresos, durante la emisión de su mensaje de agradecimiento al Festival por la programación de un ciclo en homenaje al actor argentino. Visiblemente emocionada, Hornos sobrecogió a los espectadores con su semblanza de Luppi. “Nunca estuvo del lado del poder, siempre tomó las decisiones más difíciles y controvertidas pero nunca escondió la mano cuando tiró la piedra”, dijo. Hornos también quiso dejar un mensaje a Huelva, una recomendación que siempre hacía Federico. “No bajen los brazos”, aconsejó, recordando que “el cine no puede ser complaciente, en el cine hay que atreverse, después en la vida cada uno decide pero hay que atreverse”.

El recuerdo de Luppi, recientemente fallecido, ha puesto de manifiesto el poder de la gran pantalla porque “es en los recuerdos donde radica la magia del cine” según ha asegurado la actriz Ana Fernández, encargada de abrir la gala. “Gracias al cine, podremos acabar formando parte del sueño eterno”, ha asegurado la presentadora. En ese reto de eternidad avanza el propio Festival de Cine Iberoamericano que, ha resaltado Fernández, sigue adelante “a pesar de la época difícil que nos ha tocado vivir, una época en la que algunos se empeñan en volver a los muros y a las fronteras” y “siempre intentará escalar muros y fronteras, buscando seguir siendo un lugar de encuentro, un lugar para compartir ideas, un lugar en el que las culturas se mezclan sin perder su identidad, en el que las miradas de uno y otro lado del mundo se cruzan”.

 Uno de los momentos más esperados de la noche fue la presentación de los homenajes que el Festival de Cine Iberoamericano dedicará este año al actor argentino Dario Grandinetti, que recibirá este sábado el Premio Ciudad de Huelva.

Entre las numerosas actividades y citas que dan diversidad a la programación de esta edición, los presentadores citaron el concierto de No me pises que llevo chanclas, que seguirá a la proyección del documental Por humor a la música, los ciclos y actividades relacionados con la Capitalidad Gastronómica de Huelva y el 525 Aniversario del encuentro entre dos mundos y los talleres y cursos de formación.

La gala de apertura no sólo ha servido para anunciar a los espectadores qué pueden esperar durante los próximos ocho días de cine sino también para dar el pistoletazo de salida al certamen, con la proyección de la primera de las películas de la Sección Oficial de Largometrajes, El Pampero, de Matias Lucchesi, que fue presentada por uno de sus protagonistas, César Troncoso. Tras destacar el papel de sus compañeros de reparto, Julio Chávez y Pilar Gamboa, Troncoso alabó la calidad del cine argentino porque a pesar de los “conflictos” que vive por “cuestiones políticas” es “brillante, un emblema de América Latina”.

Comentarios